Wilstermann refuerza su ilusión con la victoria sobre San José (0-2)

Ganó el equipo aviador este martes en Oruro con goles de los hermanos Álvarez (Gilbert y William), que marcaron a los 22′ y 87′, respectivamente. Los rojos cochabambinos suman 37 puntos y se mantienen en el grupo de equipos que están arriba en la tabla. Los santos siguen sin levantar cabeza.

Fuente: El Deber

Wilstermann logró este martes un triunfo clave en Oruro. Derrotó a San José por 0-2. Este resultado lo ayuda a mantenerse en una zona de gran expectativa en el torneo Apertura, ya que luego de jugar 22 fechas suma 37 puntos y ocupa el quinto lugar en la tabla.

Los hermanos Álvarez fueron los grandes protagonistas de la victoria aviadora. Gilbert marcó a los 22’ y William, que lo sustituyó a los 65 minutos, anotó el segundo y definitivo.



Los santos siguen sufriendo las consecuencias de no haberse preparado antes de encarar la reanudación del Apertura y de ser un plantel corto en variantes. Esta derrota los deja entre los coleros del torneo. Ante los rojos no hicieron un mal partido, porque desplegaron ganas e incluso generaron situaciones de gol, pero les faltó mayor consistencia ofensiva.

 

Se vio un buen primer tiempo. De ida y vuelta; ninguno se dio tregua. Wilstermann abrió el marcador a los 22 minutos mediante Gilbert Álvarez, en dudosa posición adelantada, porque el cuadro aviador tuvo llegadas más claras con opción de gol que el dueño de casa. Remató una decena veces sobre la portería de Roberto Rivas, que tuvo una primera parte impecable, a pesar del 0-1 en contra.

San José generó menos ofensivamente, pero cuando tuvo la oportunidad metió presión. Marcelo Gomes y Marco Antonio Morgón también sacaron un par de veces potentes remates de media distancia que neutralizó el paraguayo Arnaldo Giménez.

En el complemento, el partido matuvo su ritmo. A San José le costó más abrir la férrea defensa aviadora porque todos sus intentos de llegar a la portería de Giménez fueron mediante remates de media distancia. Abastaflor, Jair Thomas, Morgón y Gomes lo hicieron cada vez que la zaga cochabambina lo permitió.

La visita sacó ventaja gracias a un contragolpe, que William Álvarez aprovechó al eludir primero a Roberto Rivas y después definir con arco desguarnecido.

El menor de los Álvarez selló de esa manera el triunfo de Wilstermann, que recupera sus posibilidades y deja a los santos dando tumbos.