Bolivia recibe lote de 650 mil pruebas de antígeno nasal en tiempo récord

View image on Twitter

Fuente: ABI

En tiempo récord, Bolivia recibió este domingo por la noche un lote de 650 mil pruebas de antígeno nasal, el segundo comprometido por el Gobierno del presidente Luis Arce, que adquirió un total de 1,6 millones tests, en el marco de un plan estratégico integral que busca contener el COVID-19 con la detección temprana mediante pruebas masivas y gratuitas.



La aerolínea estatal Boliviana de Aviación (BoA) fue la encargada de transportar el lote de pruebas de antígeno nasal desde Seúl, Corea del Sur, hasta el aeropuerto de Viru Viru de la capital cruceña, de acuerdo con un reporte del canal Bolivia TV.

Las 650 mil pruebas de antígeno nasal se suman a las 40 mil del primer envío que fue recibido por el presidente Luis Arce el 31 de diciembre pasado, con el objetivo de identificar, en etapas tempranas, a las personas infectadas con el COVID-19 y prevenir el alza de los contagios.

Horas antes, el mandatario destacó que esos tests permiten el «diagnóstico temprano» del COVID-19, con una efectividad del 94%. «Son gratuitos para toda la población», publicó en su cuenta de Twitter.

La prueba de antígeno es un test de rápido diagnóstico que identifica al virus con una muestra de hisopado similar a la prueba molecular. A través de una muestra nasal o de saliva, se detecta la proteína del virus de forma rápida.

En la víspera, el jefe de Estado afirmó que durante el gobierno de facto de Jeanine Añez se reportaron cifras bajas de los casos de COVID-19 porque no se priorizó las pruebas masivas a la población.

El mandatario sostuvo que el gobierno de facto se caracterizó por la «inacción» para enfrentar la pandemia y la falta de gestiones para comprar las pruebas y vacunas, «dejando a su suerte a los municipios y gobernaciones», dijo.

Entre marzo y noviembre de 2020, durante el régimen de Áñez, solo se realizaron 204 mil pruebas con una de las tasas de letalidad más altas de la región, que llegó hasta 8,5.

El Gobierno recondujo la lucha contra el COVID-19 y estableció un plan estratégico integral que busca contener la pandemia desde tres frentes de acción: realización de pruebas diagnósticas rápidas y confiables, vacunación masiva y coordinación con gobernaciones y municipios.

En el marco del Plan Estratégico de Lucha contra el COVID-19, son los gobiernos subnacionales los encargados de realizar las pruebas masivas y gratuitas para identificar y detener de manera pronta y oportuna la cadena de contagios en la población boliviana.