Clubhouse en China fue la solución para escapar de la censura

Los usuarios de Internet chinos estaban acudiendo en masa a Clubhouse, la nueva red social, de momento solo para iPhone, que tiene al audio como principal pilar de comunicación.

Chubhouse se estaba usando para discutir libremente temas tabú en dicho país, como detención masiva de uigures, las protestas por la democracia en Hong Kong y el concepto de independencia taiwanesa.



Ya se sabe que en China está muy controlado el acceso a redes sociales internacionales como Facebook y Twitter, pero durante algunos días Clubhouse había eludido a los censores, hasta ahora.

La aplicación de audio estadounidense, solo para invitados, permite a los usuarios escuchar y participar en conversaciones en vivo moderadas libremente en «salas» digitales. Estas salas se estaban llenando de usuarios chinos que hablaban sobre asuntos como el encarcelamiento generalizado de comunidades de minorías uigures, en su mayoría musulmanas, en la región occidental de Xinjiang.

Frases como «esta es la primera vez que me conecto a la Internet real», aparecían en conversaciones, cada vez más comunes debido al hecho de que las invitaciones se pueden adquirir por unos 1.5 dólares en mercados online chinos.

Es importante tener en cuenta que el hecho de que Clubhouse, que se lanzó en mayo del año pasado y actualmente solo está disponible en dispositivos Apple, solo podía ser accedido por los consumidores chinos más ricos, por lo que el tema de las conversaciones no es el que se tendría en las calles más populares del país.

Muchos periodistas internacionales estaban intentando usar la aplicación para obtener información sobre asuntos delicados del país, saltando la censura típica en otras redes. Ahora ya es tarde, la censura llegó y la app ya no está disponible.

Fuente: Link