Más de 2.500 familias en el Beni quedaron afectadas por rebalse de ríos

El reporte de la Gobernación del Beni señala que existen más de 2.500 familias afectadas por la crecida de ríos. Los damnificados son trasladados a las afueras de Trinidad y pidieron a las autoridades regionales que se declare emergencia departamental.

El director del Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), Julio Galarza, informó que los municipios de Loreto, San Ignacio y Trinidad se declararon en emergencia, por el rebalse de los ríos Ibare, Mamoré, Yacuma y Machupo, además que varios puertos están siendo afectados.



«Son más de 2.500 familias afectadas por las inundaciones, estamos trabajando para enviar ayuda y trasladarlos a otras regiones (…) los ríos Ibare, Mamoré y Yacuma, además del Machupo se han desbordado y llegaron a las comunidades», precisó el funcionario a la Red Unitel.

En pasados días, alrededor de 40 familias de las comunidades Puerto Geralda, Puerto Barador y otras regiones tuvieron que salir de sus hogares por la crecida de ríos. La población de la ciudad de Trinidad se alarmó por la filtración de agua debido a los rebalses.

La gobernación afirmó que Puerto Ballivían es la zona más golpeada por las inundaciones, existen 1.200 familias damnificadas por el desborde del río Ibare. Los caminos están cubiertas por las aguas y su transitabilidad es difícil.

En el recorrido que hizo Unitel en la zona, constató que 74 productores de Puerto Barador perdieron varias hectáreas de cultivo de yuca y plátano.

En ese contexto, el director de Defensa Civil, Iver Reque, informó que se preparan 70 carpas en el lugar para recibir a 800 personas. Además de la llegada de víveres y vituallas para los damnificados.

Carreteras

Por otra parte, Galarza señaló que el rebalse de ríos provocó el corte de carreteras: San Ramón – Magdalena, la ruta a El Carmen, en la provincia Iténez, y Santa Ana – Trinidad y Santa Ana -Exaltación. Afirmó que en esas poblaciones ya no es posible transitar por carretera.

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) declaró este sábado alerta roja en los departamentos de Cochabamba, Santa Cruz y Beni por el rebalse de las aguas en los principales ríos.

La pronosticadora del Senamhi, Paola Calle, explicó que el desborde del río Mamoré es la principal amenaza para muchas poblaciones ribereñas, incluida la capital de Trinidad, en el Beni.

Fuente: lostiempos.com