Santa Cruz: En áreas dispersas estudiantes pasan clases semipresenciales

En Pampagrande los padres piden que sea presencial y las autoridades educativas harán una evaluación. Las inundaciones retrasaron el inicio en algunas escuelas.

Fuente: El Deber

Corresponsales



El inicio de clases en medio de la pandemia del coronavirus obligó que la mayoría de las unidades educativas el área urbana inicien clases con la modalidad a distancia, a través de plataformas virtuales; pero en las áreas dispersas predomina la modalidad semipresencial y se han organizado para mantener medidas de bioseguridad.

Las inundaciones también postergaron el inicio de labores educativas en algunas comunidades.

En Pampagrande los padres de familia sostuvieron una reunión con autoridades de la Dirección Distrital de Educación, porque rechazan las clases a distancia y piden que sean presenciales.

Al respecto, el subdirector de educación regular de la Dirección Departamental de Educación, Víctor Galarza, informó que esperan un informe de la autoridad distrital para analizar la situación y determinar si corresponde autorizar el pedido de los papás de Pampagrande.

La autoridad también manifestó que en algunas unidades educativas que funcionan en zonas que están afectadas por las inundaciones han postergado el inicio de clases. Esto se ha dado en lugares donde se registraron viviendas afectadas y los caminos están intransitables, como sucede en comunidades de los municipios de San Pedro, Buena Vista y San Juan. En este último hay más de 1.200 familias afectadas por rebalse de los ríos Yapacaní y Palacito. En las comunidades inundadas se había establecido la modalidad presencial, pero los profesores no pueden llegar.

En total fueron siete unidades del área rural de San Juan que no pudieron arrancar las clases en las comunidades Puntarrieles, Villanueva, Raúl Menacho, Las Mercedes, San Martín, San Pedro y Sirari.

En el área urbana de este municipio las clases son bajo la modalidad semipresencial y en el área rural, presencial.

El director distrital de Educación, David Rojas, dijo que se inició clases en13 unidades educativas a distancia, porque el municipio no concretó la entrega del material de bioseguridad para hacerlo semipresencial como estaba previsto. Indicó que las siete unidades que no pudieron iniciar clases es porque los caminos están inaccesible y los profesores no han podido trasladarse.

En Saipina también arrancaron con clases bajo la modalidad semipresencial, donde planifican asistencia programada para garantizar el distanciamiento social y el uso del barbijo.

En San Matías también iniciaron clases bajo la modalidad semipresencial. Allí se organizaron para que los estudiantes asistan en dos grupos y lo hagan día por medio en horarios reducidos.

En Ascensión de Guarayos habían establecido pasar clases presenciales, pero el director distrital de educación, Alfredo Maldonado, lo descartó indicando que “para preservar la vida y la salud descartaremos las clases presenciales, adoptando las semipresenciales”.

El alcalde Suizo de Nilson Carrasco, con la venia de las juntas escolares, anunció la adquisición de material de bioseguridad para las escuelas, con recursos que eran para la merienda escolar.

De la misma manera, en San Javier arrancó el año con clases semipresencial y a distancia, aunque muchos padres rechazaban la asistencia de estudiantes a las escuelas.

De todas maneras se organizaron para que los estudiantes acudan en horarios divididos y el uso de productos de bioseguridad es obligatorio. Las autoridades indicaron que aún es incierta la fecha de llegada de las cartillas y la implementación de la plataforma virtual para las unidades educativas.

En el distrito de Pailón iniciaron clases con las modalidades a distancia y semipresencial.

En San Ignacio de Velasco

Este 1 de febrero, en el inicio del año escolar el alcalde de San Ignacio de Velasco, Moisés Salces, entregó un moderno módulo educativo que beneficiará a unos 500 estudiantes de la comunidad indígena de Candelaria de Noza.

La obra fue construida con una inversión de más de Bs 7 millones y una contraparte del gobierno municipal. “Nos causa alegría recibir esta infraestructura para que nuestros niños, jóvenes y profesores, la ocupen a partir de esta nueva gestión escolar” dijo la cacique de la comunidad, María Isabel Putaré.

La infraestructura consta de dos plantas, cómodas aulas para los estudiantes, ambientes para las direcciones, depósitos y un coliseo deportivo.

El Gobierno nacional construyó el módulo educativo en compensación al terreno que cedieron los indígenas para la construcción del aeropuerto internacional de San Ignacio de Velasco, que está ubicado a 12 kilómetros de esta capital de provincia.