“Vamos a incorporar a jóvenes profesionales”, dice el Gobierno tras denuncia de despido del 92% del personal diplomático de Bolivia

El vicecanciller Freddy Mamani le explicó al EL DEBER que hay un proceso de “reordenamiento” y de “recomposición del Estado”. Los afectados denunciaron masacre blanca y que no se cumplió el debido proceso.

Mauricio Quiroz Terán

Fuente: El Deber



Al menos 150 diplomáticos de carrera y que estaban destinados en alguna de las 34 misiones que Bolivia mantiene en el exterior fueron despedidos durante los primeros tres meses del gobierno del presidente Luis Arce. El vicecanciller, Freddy Mamani, dijo que se trata de una “reorganización” y no “una masacre blanca”.

Los afectados por esas desvinculaciones crearon un comité ad hoc; buscaron reunirse con el canciller Rogelio Mayta, pero la autoridad no pudo recibirlos. Ayer acudieron a la sede de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos y desde allí denunciaron vulneraciones a sus derechos .

“Se ha ejecutado un masivo despido de funcionarios diplomáticos de carrera, en un hecho sin precedentes en toda la historia diplomática de Bolivia. El retiro alcanza al 92% de los profesionales del servicio de relaciones exteriores. Es una flagrante violación a los derechos humanos, por eso estamos aquí”, afirmó el diplomático Javier Viscarra Valdivia, en representación de sus colegas.

“Vamos a incorporar a jóvenes profesionales”, dice el Gobierno tras denuncia de despido del 92% del personal diplomático de Bolivia

El profesional indicó que las órdenes de despido se hicieron sin respetar la Ley 465, que instituye la carrera diplomática. “No hubo el debido proceso”, lamentó.

“Con este despido ilegal se está desechando años de experiencia profesional. Estos funcionarios cargan en su bagaje de conocimientos, el dominio de temas sustantivos que son de interés del Estado. El daño que se provoca al Estado deja a Bolivia peligrosamente indefensa frente a sólidos cuerpos diplomáticos de otros países”, puntualizó Viscarra, en una rueda de prensa en la que también participaron una docena de profesionales diplomáticos.

Explicaciones

“En el Ministerio de Relaciones Exteriores estamos trabajando en la recomposición del Estado democrático, avasallado en noviembre de 2019 y recuperado el 18 de octubre de 2020. Queremos enfatizar que no hubo ninguna masacre blanca, sino que estamos reorganizando”, señaló el vicecanciller Freddy Mamani en un contacto con EL DEBER.

Además, la autoridad señaló que, durante los últimos dos meses de 2019 y 2020, “más bien ha habido una masacre blanca de funcionarios de la Cancillería que han sido, en los 14 años (de la primera gestión del MAS), formados y preparados para servir al Estado Plurinacional de Bolivia”.

Viscarra aseguró que no se planteó “una denuncia por fuentes laborales, sino por la defensa de la institucionalidad diplomática avasallada como en ninguna etapa de la historia nacional”.

Entre los profesionales despedidos figuran personas con más de 25 años de antigüedad. “Nuestro Presidente Constitucional del Estado Plurinacional ha mencionado que vamos a incorporar a jóvenes profesionales que también han estudiado en el Ministerio de Relaciones Exteriores, en la Academia Diplomática Plurinacional y estamos en ese proceso de incorporación a estos jóvenes para que también puedan trabajar en la Cancillería”, apostilló Mamani.

El servicio exterior está regulado por la Ley 465, una norma que incorpora el escalafón diplomático. El vicecanciller señaló que “la condición de diplomático de carrera está suspendida” por la resolución 08/2020, firmada el 4 de noviembre de 2020, una semana antes del juramento de Luis Arce como presidente. Los profesionales despedidos aseguraron que el escalafón estaba consolidado.

La excanciller Karen Longaric, en contacto con EL DEBER, afirmó que “el escalafón diplomático” que institucionaliza la labor de estos servidores públicos, fue aprobado el 9 de septiembre de 2020 “y no fue suspendido” por la normativa que mencionó el vicencanciller. “Esa resolución suspende el proceso de recategorización que es un trámite para que los funcionarios puedan subir de rango”, explicó la exministra.

La senadora Centa Rek, de la opositora Creemos, solicitó un informe escrito al canciller Mayta “para que explique la razón por la que se asumieron esas determinaciones”. “Además, instamos al presidente Luis Arce que deponga actitudes autoritarias”, añadió.

Un diplomático de carrera, que fue director de la Academia Diplomática, manifestó que “la estabilidad del servicio exterior es tan importante como la estabilidad de las Fuerzas Armadas porque se está hablando de los más altos intereses del Estado”.