Chris Hemsworth y Elsa Pataky ya están ‘entrenando’ a su hijo para que convertirlo en una estrella de cine

La pareja presume en redes de las habilidades como futuro actor en películas de acción de uno de sus gemelos de 7 años.

Elsa Pataky y Chris Hemsworth.

Los hijos de los actores famosos siempre lo han tenido mucho más fácil para triunfar en el cine. Al fin y al cabo, gracias a sus padres tienen todos los contactos necesarios para encontrar trabajo en una de las industrias más competitivas e inaccesibles del mundo. Pero eso no es suficiente: también hay que tener talento para mantenerse. Y aunque todavía es pronto para decidir qué quiere ser de mayor, por si acaso Chris Hemsworth ya está entrenando a uno de sus gemelos de siete años para que le tome el relevo en las películas de Marvel cuando él se retire.

Eso es al menos lo que aparece en el último vídeo que el australiano ha publicado en sus redes sociales. Un clip en el que vemos a uno de sus pequeños, no sabemos si Sasha o Tristan porque no lo aclara en ningún momento, practicando el boxeo con su padre durante el rodaje de la nueva película de Thor.



“Os presento al próximo campeón de los pesos pesados del universo”, escribe el actor junto al video, en el que le vemos llevando la peluca del icónico personaje mientras que su hijo de momento solo luce la característica capa roja que suele lucir en los filmes el famoso dios del trueno al que tantas veces ha dado vida su padre.

 

 

Claro que no ha sido él el único que presume de hijo fortachón en redes. Su mujer Elsa Pataky, que también estuvo de visita en el set de rodaje, aprovechó la ocasión para retratar al pequeño junto a su padre y dos de sus mejores amigos: su entrenador personal Luke Zocchi, y su doble de acción Bobby Holland Hanton. “¡Mi Equipo A!”, eran las palabras que la española escogía para describir la instantánea acordándose de la mítica serie que todos los niños veían en los 80.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Elsa Pataky (@elsapatakyconfidential)

Fuente: revistavanityfair.es