Trinidad: Materno Infantil suspende consultas externas y prioriza emergencias

Fuente: https://lapalabradelbeni.com.bo

La directora del Hospital Materno Infantil, María Antonia Costales, informó que debido a la falta de recursos económicos se suspendieron las consultas externas y se decidió atender casos de emergencias.



“Se atienden solo las emergencias y vacunación también porque no tenemos insumos, estamos haciendo el mejor uso de lo que tenemos; si atendemos a toda la población nos vamos a quedar sin recursos para atender las emergencias”, explicó.

En este sentido, las consultas regulares deben ser atendidas en el primer nivel y, si los pacientes presentan complicaciones, deben ser derivados a dicho nosocomio.

Lamentó que la Gobernación no les haya transferido recursos para la cancelación de sueldos de los meses correspondientes a febrero y marzo, también para pagar a los proveedores.

Pese a ello, el área de ginecología y obstetricia sigue atendiendo a las mujeres que requieren atención en el parto.

“Estamos atendiendo todas las tomografías del departamento, incluyendo las que solicita el Hospital Germán Busch que sigue sin tomógrafo, por lo que menos sacamos 10 a 12 tomografías diarias”, aseguró.

Con relación a los nacimientos, se registran entre 12 a 15 cada día.

La galeno, informó que desde el inicio de la pandemia de COVID-19 el año pasado se tiene pacientes con esta enfermedad. Actualmente hay cinco niños con esa patología los cuales se encuentran estables.

“Los niños están estables, no hay ningún paciente crítico, pero sí están infectados con COVID-19”, aseveró.

Expresó su confianza que las autoridades de la Gobernación logren solucionar esta problemática, de lo contrario ese nosocomio dejará de funcionar cualquier momento.

Por su lado, la administradora del Materno, Abigail Humaza, dijo que se mantienen en emergencia porque no se ha cancelado a los proveedores de la gestión 2020.

Comentó que la Gobernación se comprometió a transferir 1,1 millón de bolivianos para el pago del personal, pero ese monto disminuyó a 824.000, de los cuales se pagó 100.000 bolivianos a los proveedores.

También se logró pagar sueldos del mes de diciembre y enero.

Debido a esta situación  se atienden sólo los casos de emergencia porque los proveedores de insumos ya no quieren fiar.

“Los proveedores ya no nos quieren seguir suministrando los insumos y medicamentos, necesitan que les cancelemos porque tienen obligaciones que cubrir”, manifestó.

Pidió a la población y organizaciones apoyar en la solución de este problema que motivó una serie de movilizaciones para ser atendidos, de no ser así no tendrán las condiciones para seguir atendiendo en este tiempo de pandemia por el coronavirus.