Abogados criticaron iniciativa de «Instagram para niños», mientras Facebook continúa con el proyecto

La polémica que se desató con su anuncio inicial está lejos de cesar. “Instagram Kids” o “Instagram para niños”, como ha sido denominada informalmente, sumó una nueva muestra pública de rechazo.

En una carta abierta, firmada por 44 abogados, la Asociación Nacional de Fiscales Generales de Estados Unidos solicitó a Facebook desestimar su proyecto enfocado en menores de 13 años. 



Una carta abierta de abogados, en protesta contra la iniciativa de Instagram para niños

Los firmantes de la carta son 44 fiscales generales estadounidense que trabajan a nivel estatal. Fuera de una amplia diversidad de estados integrados, también se sumaron representantes de otros territorios dominados por el mismo país, como Guam, Puerto Rico y las Islas Marianas del Norte.

Recapitulando los antecedentes basales de este caso, en marzo fueron dadas a conocer (extraoficialmente en principio) los lineamientos bajo los que se enmarcaba este proyecto, que tenía como objetivo extrapolar la experiencia de Instagram en un entorno adaptado para aquellos potenciales usuarios que no cumplen con el requisito de edad para registrarse en la plataforma.

En la carta, los abogados firmantes emplazaron duramente al gigante de las redes sociales e Internet, criticando el trasfondo real y el impacto del proyecto. «Parece que Facebook no está respondiendo a una necesidad, sino creando una, ya que esta plataforma atrae principalmente a los niños que de otra manera no tienen o no tendrían una cuenta de Instagram», comentaron. «Los fiscales generales instan a Facebook a abandonar sus planes de lanzar esta nueva plataforma», señalaron enfáticamente en la carta también.

En Estados Unidos, donde se encuentra la base de operaciones de Facebook y todo su ecosistema de aplicaciones y servicios, este anuncio ha desatado todo un debate en torno a las libertades y responsabilidades que hay que ponderar frente a estos casos.

Previamente, en una instancia similar, expertos en infancia y agrupaciones de consumidores del país norteamericano, emitieron colectivamente un emplazamiento similar, mediante el mismo mecanismo.

En aquel país, la actividad digital de los menores está sujeta a estrictas regulaciones legales, que se centran en la protección de su privacidad en línea. Si este proyecto se concreta, eventualmente se encontraría bajo una aguda supervisión legal.

A través de comentarios recogidos por The Verge, Facebook comentó que no comercializaría espacios comerciales en este proyecto de Instagram para niños, sobre el que no tienen planes de echar pie atrás.

«Acabamos de empezar a explorar una versión de Instagram para niños», señaló Andy Stone, representante de políticas de Facebook. «Estamos de acuerdo en que cualquier experiencia que desarrollemos debe priorizar su seguridad y privacidad, y consultaremos con expertos en desarrollo infantil, seguridad infantil y salud mental, y defensores de la privacidad para informarla. También esperamos trabajar con legisladores y reguladores, incluidos los fiscales generales de la nación. Además, hoy nos comprometemos a no mostrar anuncios en ninguna experiencia de Instagram que desarrollemos para personas menores de 13 años», agregó.

Tanto la carta presentada en este artículo, como la anterior iniciativa presentada por las otras agrupaciones, no forman parte de algún proceso legal. Por lo mismo, su influencia trasciende principalmente en la opinión pública y busca influir, de una u otra forma, en el destinatario aludido.

Fuente: Link