Los chips para computadoras son el nuevo papel higiénico

La mayoría de las personas necesitan papel higiénico y chips para computadora todos los días y, aun así, en raras ocasiones pensamos en cualquiera de estas dos cosas

Shira Ovide

(Nytimes)



(Nytimes)

La mayoría de las personas necesitan papel higiénico y chips para computadora todos los días y, aun así, en raras ocasiones pensamos en cualquiera de estas dos cosas.

Eso cambió durante la pandemia de coronavirus cuando, primero los rollos de papel y luego los chips, se volvieron escasos. Los chips de computadora no son tan desechables, pero son igual de esenciales como cerebros electrónicos para productos como teléfonos inteligentes, autos, aviones y la mayoría de los aparatos modernos. La escasez de chips ha detenido la fabricación de nuevos vehículos, ha hecho que sea más difícil encontrar autos en renta y complicó los negocios incluso para la industria del lavado de perros.

Hablé con Don Clark, quien ha escrito sobre chips durante años, sobre la importancia de los chips, por qué el gobierno estadounidense está obsesionado con fabricar más de ellos en su país y cómo la nueva chipmanía es la venganza de los ñoños.

¿Para qué se usan los chips?

Los chips son como pequeños cerebros o receptáculos de memoria. Esto los hace importantes para prácticamente todo en la vida moderna. Los lugares obvios en los que se usan son los electrónicos como computadoras, teléfonos inteligentes, consolas de videojuegos y altavoces activados por voz.

No obstante, los chips también se encuentran en productos que son usados para llevar el registro de la producción de las vacas lecheras, así como para garantizar que las frutas y los vegetales transportadas en camiones se mantengan a una temperatura apropiada. Un auto moderno puede tener varios miles de chips, incluyendo para la marcha, los frenos y el sistema de entretenimiento. Este año, la producción de 50.000 autos está parada debido a la falta de chips de 1 dólar.

OK, ¿Cómo fue que los chips llevaron a un congelamiento en la fabricación de autos?

El año pasado, cuando comenzó la pandemia, los fabricantes de autos estimaron que muchas personas no desearían comprar vehículos y redujeron los pedidos de chips. Cuando resultó que las ventas de autos se incrementaron, las compañías intentaron ordenar más chips en el momento. Sin embargo, los fabricantes de chips ya habían hecho planes. Cambiaron la producción para cumplir con los pedidos para productos como teléfonos y consolas de videojuegos.

¿Es inusual la escasez de chips?

No, pero la escasez normalmente solo afecta a un tipo particular de chip. Lo que es inusual sobre este año es que no hay suficiente cantidad de varios tipos de chips, por una combinación de afectaciones relacionadas con la pandemia y la abrumadora demanda de más y más chips para todo.

Para dar un solo ejemplo, cada nuevo teléfono inteligente con una conexión a internet 5G tiene cien pequeños componentes en su interior llamados filtros que se conectan a todas las diferentes frecuencias. Son cien chips para una sola función.

¿Cuándo acabará la escasez?

Las compañías están intentando producir más chips, pero es difícil reaccionar con rapidez. Las empresas de chips también están intentando evitar que los clientes, incluyendo las automotrices, ordenen el doble de la cantidad de chips que realmente necesitan solo para asegurarse de contar con ellos. Sin embargo, es probable que la escasez dure hasta 2022 y podría empeorar antes de comenzar a mejorar. Eso es en parte debido a que muchos chips escasos provienen de fábricas más viejas que son difíciles de actualizar.

Parece muy probable que el Congreso de Estados Unidos y el presidente Joe Biden respalden miles de millones en dólares de los contribuyentes para hacer más chips en el país. ¿Por qué?

La escasez de productos como el equipo de protección personal hecho en China ha causado que el público y los legisladores hablen sobre las desventajas de fabricar productos esenciales fuera de Estados Unidos.

Muchos chips avanzados son fabricados en Taiwán y eso pone nervioso en particular al Pentágono por la posibilidad de no poder obtener chips esenciales si la relación entre Taiwán y China empeora. Además, el gobierno estadounidense desea ser más autosuficiente en caso de emergencias, como terremotos, en Taiwán.

Otro tema es la competitividad global. Países como Irlanda, Taiwán e Israel dan grandes incentivos gubernamentales a fábricas que producen chips. Intel, la gran compañía de chips estadounidense, no necesita realmente del dinero de los contribuyentes estadounidenses. Sin embargo, desea asegurarse de que a la compañía no le va a afectar en gran medida fabricar estos chips en Estados Unidos.

Perdona la expresión, pero la industria de los chips es muy ‘de cerebritos’. ¿Cómo se sienten las personas en la industria sobre ser un tema tan de moda?

Sí, esta ha sido la aburrida y vieja industria de la tecnología, como la producción de acero. Eso está cambiando, en parte debido a la atención en la escasez de chips, pero esa no es la única razón.

Escribí un artículo el viernes sobre la cantidad de inversiones en nuevas compañías de chips (alrededor de ocho veces la cantidad de dólares invertidos en 2016). Los jóvenes que tal vez habrían formado empresas emergentes de software hace algunos años ahora eligen fundar compañías de chips. Hay mucho interés y emoción con respecto a los chips ahora y las personas de la industria sienten que es agradable que las reconozcan como realmente importantes.

(c) The New York Times

Fuente: infobae.com