Carlos Sánchez Berzaín fue involucrado en el “préstamo” de agentes químicos de Ecuador. El exministro de Desarrollo Rural y Tierras Mauricio Ordoñez reveló este lunes que la exministra Roxana Lizárraga informó en la reunión de gabinete del gobierno de Jeanine Áñez del 14 de noviembre de 2019 que se contactó con Sánchez Berzaín para resolver la falta de gases lacrimógenos y enfrentar las protestas sociales.

“Lizárraga junto al resto de ministros nos encontrábamos en una reunión de gabinete, existía una desesperación de Arturo Murillo y Fernando López por adquirir gases lacrimógenos, Lizárraga pidió unos minutos en esa reunión de gabinete, salió de la sala de reuniones y volvió a los minutos manifestando: ‘asunto arreglado, ya hablé con Carlos Sánchez Berzaín y él hará las gestiones ante Ecuador para que nos envíe los agentes químicos que necesitamos”, contó en su declaración ante la Fiscalía, hecha pública por el portal Detrás de la Verdad.

Parte de la versión coincide con la expuesta el sábado por el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, cuando dio detalles del “préstamo” de agentes químicos de Ecuador. Según los datos, el material no letal fue traído el 16 de noviembre, tres días antes de la represión con muertes por impactos de bala en Senkata, El Alto.

En su declaración ante la Fiscalía, Ordoñez sostuvo que Lizárraga dijo: “Más bien alisten el avión Hércules para que vaya a recoger ese material y así puedan reprimir a la gente que está protestando en las calles”.

Justamente un avión Hércules fue a recoger ese material. Ecuador pidió el 27 de mayo de 2020, a través de una carta, la devolución del material prestado. Se trata de 5.000 granadas de mano GL-302, 500 granadas de sonido y destello para exteriores, 2.389 proyectiles de largo alcance calibre 37 MM y 560 proyectiles de corto alcance calibre 37 MM.

Del Castillo contó el sábado, coincidiendo con Ordoñez, que el tema del “préstamo” se trató en gabinete y que Murillo, López y Lizárraga se encargaron de la logística de traslado, aunque no reveló con quién había hablado Lizárraga, hoy radicada en Estados Unidos, donde también está Sánchez Berzaín, exministro de Gonzalo Sánchez de Lozada y uno de los principales enjuiciados por las muertes de octubre de 2003.

En esa reunión de gabinete del 14 de noviembre, estuvieron los hoy prófugos excomandantes de las FFAA, Sergio Orellana, y de la Policía, Yuri Calderón, quienes reportaron que el material no letal con el que contaban no era suficiente para encarar las protestas de sectores sociales en apoyo al ya dimitente Evo Morales.

Murillo y López son procesados por la denuncia de compra con sobreprecio de $us 2,3 millones de gases lacrimógenos. Murillo está detenido en Estados Unidos por lavado de dinero y sobornos tras descubrirse que usó el sistema financiero de ese país para el negociado.