Autoridades destacan el simbolismo de defensa del territorio de la bandera cruceña

Gobernador: “Cuando esa bandera sale y flamea, se sabe que un cruceño ha empuñado una bandera con el corazón en la mano (…)”.

Fuente: Gobernación de Santa Cruz

“El orgullo que sentimos cuando sacamos nuestra bandera a flamear, hace que de verdad nuestro pecho vibre de orgullo (…) porque refleja esa rebeldía, ese valor, esa grandeza del hombre y de la mujer cruceña”, fueron las palabras emotivas del gobernador Luis Fernando Camacho, en su alocución como invitado a la Sesión de Honor e Iza de la Bandera Cruceña por parte de la Asamblea Legislativa Departamental, actividad realizada en “la plazita” del edificio central del ente departamental.



Expresó que este símbolo cruceño está presente en momentos de tristeza y de alegría, pero sobre todo, simboliza el orgullo que se siente cuando se la levanta por la defensa del pueblo, de la tierra y del territorio. “Es el orgullo que cada día hace que (la bandera) flamee en cada uno de nuestros hogares, ¡defendámosla!”, arguyó Camacho, haciendo referencia a que la verde blanco y verde es la insignia patria del pueblo cruceño, que hace día a día una mejor Bolivia.

“Cuando esa bandera sale y flamea, se sabe que un cruceño ha empuñado una bandera con el corazón en la mano (…)”, manifestó Camacho.

Por su parte, el presidente de la Asamblea Legislativa Departamental, Zvonko Matkovic, luego de hacer una referencia histórica y política sobre la creación de la bandera cruceña, creada en 1864 por el entonces prefecto cruceño Tristán Roca, cuyo uso fue casi prohibido porque ninguna institución cruceña se animaba a izarla debido a la frágil democracia y al separatismo que los cruceños han sufrido históricamente, siendo recientemente en marzo de 1980, en Puerto Suárez, donde flameó en plena libertad en los hogares e instituciones cruceñas.

“Una bandera es un emblema cargado de emociones, que tiene la capacidad de evocar y encarnar sentimientos tan fuertes que muchas veces los pueblos los han seguido sin importar morir, por lo que simboliza”, enfatizó la autoridad departamental.