Hacer ejercicio con la ayuda de una IA, viendo rutinas en YouTube

YouTube es la casa de una muy amplia oferta de contenidos audiovisuales. Entre el material disponible, generado por su propia comunidad de usuarios, es posible encontrar canales y vídeos dedicados al acondicionamiento físico.

Si bien, estos clips proporcionan una guía para la realización de rutinas, la falta de retroalimentación puede influir en la correcta ejecución de las mismas. Esta carencia puede subsanarse haciendo uso de Praxis, una aplicación que monitorea la postura corporal durante la realización de ejercicios.



Monitorear postura mientras se hace ejercicio

Realizar ejercicios físicos en casa no es algo nuevo. La llegada de Internet y particularmente, YouTube, potenció un formato de entrenamiento telemático que se conoció previamente a través de formatos televisivos. Con el confinamiento del año pasado, el consumo de estos contenidos en Internet aumentó en volúmenes importantes.

Esta práctica, en cualquiera de sus escenarios posibles, si se realiza en solitario puede tener efectos negativos sobre el cuerpo.

Praxis, una herramienta web gratuita, ofrece un apoyo visual para estos casos. Mediante un sistema de IA, la aplicación puede capturar a través de la cámara web los movimientos del cuerpo, identificando sobre el vídeo con un gráfico (denominado Skeleton Overlay) la postura del tronco y las extremidades de la persona que hace ejercicios frente a su ordenador. De esta forma, es posible hacer un seguimiento en tiempo real de los movimientos que realizan las articulaciones clave del organismo.

Para utilizar este servicio, basta con dirigirse a su portal principal y escoger un vídeo de guía. Es posible realizar una búsqueda personalizada, indicando palabras clave en un formulario o bien, simplemente proporcionando un enlace directo a un vídeo de YouTube.

Si el gráfico verde que se sobrepone ante la imagen captada por la cámara se convierte en un distractor, este puede ser fácilmente removido con un interruptor que aparece en la parte superior del sitio.

Al pie del reproductor de Praxis, se proporciona un enlace para compartir el mismo vídeo que se está reproduciendo, pero inserto dentro de esta plataforma. Estos enlaces no habilitan un espacio colaborativo de ejercicios, simplemente replican la fórmula utilizada.

Anteriormente, conocimos un concepto similar en la aplicación Artifit, orientada a dispositivos móviles. Praxis, por su parte, centra su uso en navegadores de ordenador, cuyo uso se puede complementar con el uso de una pantalla de mayor tamaño, en caso de contar con una.

Fuente: Link