Identifican comunidades fantasmas en Tucavaca

La comisión especial de la Asamblea Legislativa Departamental atendió las denuncias presentadas por vecinos de Roboré. Solo el MAS se negó a participar en la comisión.

Fuente: El Deber

La comisión especial de tierra, territorio y recursos naturales de la Asamblea legislativa Departamental de Santa Cruz visitó el municipio de Roboré para atender la denuncias realizadas por los vecinos por los asentamientos irregulares. Durante la inspección pudieron constatar la existencia de 3 comunidades instaladas dentro del área protegida del Valle Tucavaca, en la cual solo existe una lista de beneficiarios.



«Se va a pedir que se anulen estas resoluciones. Solo existe una lista de beneficiaros que no son familias del lugar», explica el asambleísta Iván Quezada. Se cuestiona a cambio de qué habrán obtenido las tierras ya que no se demuestra aprovechamiento alguno.

En otro de los lugares inspeccionados detectaron 999 hectáreas entregadas a 30 familias que cuentan con titulación desde hace cuatro años «y no hay absolutamente ningún trabajo», reitera Quezada.

La comisión especial actúa por mandato de la Asamblea Legislativa Departamental y está compuesta por representantes de los partidos políticos que componen el legislativo salvo representantes del Movimiento al Socialismo (MAS) que se negaron a participar de la inspección.

La asambleísta por la provincia Velasco, Yelly Baldivieso, considera que se trata de comunidades fantasmas en las cuales no habitan personas.  «Solo existen comunidades en papeles y con resolución de asentamiento que han sido emitidas por el INRA», afirma

Durante la inspecciones han registrado diversas irregularidades que serán reportadas. En los próximos días visitarán San José y Carmen Rivero Torres antes de pasar a la provincia Velasco.

Desde la comunidad San Lorenzo, Roxana Guasase, manifestó su pesar por la otorgación de tierras a comunidades fantasma «que vienen un rato y se van». Reclama la dotación de tierra, en primer lugar, a la «gente oriunda y también a aquellos que quieren trabajar la tierra».