Médico veterinario sentó denuncia contra sujeto que atacó su clínica con picota en mano

El veterinario afirmó que el sujeto no se presentó a declarar ante la Felcc, justificando que tenía Covid-19.

https://www.facebook.com/quenomepierdabo/videos/923550631836301

Fuente: Red Uno



Un hecho de violencia se registró el pasado 3 de julio en Santa Cruz, cuando un sujeto identificado como Jefferson Silva, atacó con picota a mano la fachada de la clínica veterinaria San Mateo, ubicada sobre el tercer anillo de la avenida Prefecto Rivas.

En entrevista con el programa Que No Me Pierda (QNMP) la noche del lunes, el responsable clínico de la veterinaria, doctor Wilver Soliz Jordán, explicó que el hombre llegó al lugar para pedir con urgencia que su mascota sea intervenido con una laparotomía exploratoria.

«Fue un acto criminal, creo que ninguna clínica en Bolivia sufrió este intento de homicidio porque eso sucedió. Este hombre pudo matarme, a mi esposa o cualquiera de los que estábamos adentro de la clínica. Su esposa tocó el timbre para que nosotros salgamos», afirmó el veterinario.

Soliz recordó que la noche del sábado, después de practicarle una ecografía al gato, le sugirió al propietario que no era necesario la laparotomía, pero se evidenció que el animal tenía múltiples fracturas en la cadera y la cola, por lo que se le propuso la realización de una placa de rayos x y estabilizarlo. 

«Había fracturas, entonces a sugerencia de él (Jefferson), pidió que el gato se quede internado y a medida que iba pasando los minutos nosotros le enviábamos video para que esté enterado que el animal estaba evolucionando favorablemente», manifestó Soliz en QNMP.

Recordó que la mañana del domingo 5 de julio, los funcionarios le hablaron por celular a Jefferson, pero no contestó, además de ello, aseguró que continuaron enviándole videos del gato para que esté enterado de la evolución de la mascota.

Soliz afirmó que esa jornada (domingo 5 de julio) su papá falleció por Covid-19 y tuvo que estar en casa de su mamá porque estaba afectada, y recibió la llamada de la esposa de Jefferson quien le pidió que le entreguen a su gato.

«Le dije que estaba en situación, que por favor me entiendan. Cuando estaba en camino a la veterinaria me llamó el señor, molesto, bravo y me dijo una serie de palabras irreproducibles. La esposa me esperaba afuera de la veterinaria, le entrego el gato vivo a pedido, se va estable y con todos los estudios, además le expliqué el motivo por el que me retrasé», recuerda durante el programa.

Relató que a los minutos llegó Jefferson y enfurecidamente atacó la fachada de su clínica sin alguna razón y comenzó a amenazar a los vecinos que veían el ataque.

Por este suceso, el veterinario indicó que dos practicantes y un trabajador de planta no quisieron ir a trabajar tras el suceso. Afirmó que el lunes 12 de julio sentó la denuncia ante la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) contra Jefferson, que después de recibir la notificación, no asistió a su declaración excusándose de tener Covid-19.