Paula Peña: “La modernización se dará saliendo al mar por el oriente”

https://www.facebook.com/oscar.ortiz.antelo/videos/223575479620283

Fuente: Publico.bo



En un nuevo episodio del espacio digital “De Frente con Oscar Ortiz”, Paula Peña habló sobre la vinculación de Santa Cruz con el Atlántico, la falta de aprovechamiento de nuestra salida soberana hacia el mar y el costo que esto implica para el desarrollo de Bolivia.

Peña es historiadora e investigadora, y dirige el Museo y Archivo Histórico Regional de la UAGRM. Es docente, miembro de número de la Academia Boliviana de Historia y autora de varios libros.

Sobre la investigación que realiza actualmente, comentó que es parte de un libro con varios autores, titulado “Al mar por el oriente. El tren y el progreso en Santa Cruz”, que se publicará en septiembre.

“El capítulo que escribí es un estudio de las ideas que se fueron desarrollando en Santa Cruz en función de la salida al Atlántico, ideas que fueron calando hasta convertirse en una acción política y en un proceso que se conoció como la revolución del ferrocarril o nada, de la que hace 100 años”, indicó, añadiendo que ya entonces se planteaba que uno de los ramales del proyecto debía unir a la capital cruceña con Puerto Suárez.

“El levantamiento de 1921 se dio porque el presidente Bautista Saavedra dijo que no se iba a construir el ferrocarril sino una carretera, cuando no había medios de transporte suficientes para usarlas. Hasta hoy el ferrocarril Santa Cruz-Cochabamba queda en proyecto, en pleno siglo XXI, mientras en Europa quieren más ferrocarriles para no tener que usar aviones. No deberíamos olvidar el ferrocarril ni la salida al Atlántico”, subrayó.

Peña recordó que la ruta del río Paraguay fue abierta por Ñuflo de Chávez en 1548 y que era “una arteria fundamental para los cruceños, que veían la necesidad de reabrir esta senda. Entendían que la modernización se iba a dar saliendo al Atlántico y desarrollando el comercio con los países vecinos”.

Entre quienes plantearon la salida al Atlántico destacó la figura central de Miguel Suárez Arana, quien “limpió el camino, estableció pascanas y fundó Puerto Suárez y Puerto Pacheco a su propia costa. Pero en 1885 el gobierno le nacionalizó su empresa y se quedó con el camino y con la aduana”.

“En el siglo XIX decían que los países deben ir hacia donde van sus ríos, y nuestros ríos van hacia el Atlántico. Bolivia está obsesionada con el Pacífico y eso no le permite ver más allá. Eso no debería ser excluyente. La modernización se dará saliendo al mar por el oriente”, enfatizó.

En las conclusiones, Oscar Ortiz dijo que “es inconcebible que Bolivia vaya a cumplir 200 años de espaldas al Atlántico, lo que no significa que no se apoye la reivindicación marítima. Esta especie de canal de Panamá interno con el río Paraguay sería una ruta de progreso, prosperidad y generación de oportunidades para toda Bolivia”.