Una ley obliga a los influencers a decir si han retocado su foto

Muchas veces, al navegar por las redes sociales, es usual toparse con fotos de personas que lucen cuerpos esculturales o una piel perfecta. Si bien esto no está mal, puede ser cuestionable cuando la persona ha manipulado digitalmente la foto para generar en quien la ve una falsa percepción sobre su apariencia.

Esto ha hecho que en Noruega se haya decretado recientemente una ley en la cual se obligue a todos los influencers y usuarios de redes sociales residentes en ese país a etiquetar aquellas fotos que sean subidas a su perfil que hayan sido retocadas digitalmente.



La implementación de esta ley por parte del parlamento noruego surge como una medida para contrarrestar la imposición de ciertos cánones de belleza que buscan arraigarse en la sociedad de ese país.

Y es que, una vez que entre en vigencia, esta ley hará que tanto influencers o cualquier usuario tengan la obligación de indicar si en las fotos subidas a su cuenta se ha alterado algún rasgo de su cuerpo o el color de piel.

Si bien esta ley abarca redes sociales como Facebook, Twitter, Snapchat, TikTok, es Instagram donde desean enfocar principalmente su acción al ser esta la plataforma en la cual los usuarios suben más fotos. Y es que, con esta ley sus promotores esperan poder luchar contra la perpetuación de estándares de belleza poco realistas observados en muchas de las fotos subidas a las redes sociales.

En Noruega esto ha sido bautizado como kroppspress, palabra que traducida seria «presión social», una situación que ha ocasionado la aparición de problemas psicológicos y de salud dentro de la población joven de este país.

Cómo se etiquetará el uso de filtros

Es así como al momento de subir una foto a cualquiera de las redes sociales el influencer dispondrá de una serie de etiquetas estandarizadas establecidas por el Ministerio de Infancia y Familia de Noruega, las cuales deberá usar para señalar que la foto se encuentra retocada.

Aquellos que omitan el uso de estas etiquetas estarán propensos a ser penalizados con multas e incluso prisión en caso de reincidir.

¿Qué opinan los influencers?

Respecto a esta legislación se obtuvo la opinión de influencers noruegos, quienes dieron a conocer su punto de vista sobre la misma. En ese sentido, Madeleine Pedersen de 26 años expresó que ya viene siendo tiempo de que se produzca un cambio en la percepción distorsionada que muchos jóvenes tienen sobre el cuerpo al comparar el suyo con imágenes poco realistas subidas en las redes sociales.

Otra influencer que sumo su opinión en este tema fue Eirin Kristiansen de 26 años quien, pese a estar de acuerdo en el esfuerzo que hace el gobierno por frenar el impacto negativo de las imágenes retocadas considera que la ley no está bien planteada.

En ese sentido, Eirin señaló «Para mí, parece más como un atajo para solucionar un problema que no va a mejorar […]Los problemas de salud mental son causados ​​por muchas más cosas que por una foto editada, de modo que colocar una etiqueta en las fotos de los anunciantes no cambiará cómo se sienten realmente las niñas y los niños, en mi opinión».

Fuente: Link