Ecuador declaró de uso exclusivo militar un área que suelen sobrevolar avionetas de narcotraficantes

Mediante un decreto Presidencial, se estableció un área de seguridad con libertad de operación para las fuerzas armadas en la zona costera

Vista aérea de la Refinería del Pacífico. A la derecha, en verde, el lugar donde se colocarán radares aéreos.

Vista aérea de la Refinería del Pacífico. A la derecha, en verde, el lugar donde se colocarán radares aéreos.



En la provincia costera de Manabí está el cantón Montecristi, a 395 kilómetros de Quito, la capital del Ecuador. Entre 2019 y 2020, avionetas relacionadas con el narcotráfico han caído en las comunidades de Montecristi. En el mismo periodo, las Fuerzas Armadas detectaron dos pistas clandestinas para el despegue de las aeronaves. Los descubrimientos se han dado en zonas que tienen línea directa con el Cerro Montecristi, donde se colocarán radares para que las Fuerzas Armadas puedan mejorar su capacidad de vigilancia. Esto forma parte de las acciones de la lucha contra el crimen transnacional y el narcotráfico.

Para ello, el presidente Guillermo Lasso firmó este jueves un decreto que declaró como área reservada militar de defensa a los cerros Montecristi y San Isidro en la provincia de Manabí. En estas zonas de interés de la seguridad del Estado ecuatoriano se incrementará la capacidad operativa de vigilancia, alarma y control del espacio aéreo nacional.

En julio de este año, el Ministerio del Ambiente autorizó al Ministerio de Defensa Nacional a que, a través de las Fuerzas Armadas, ejecute un proyecto de vigilancia en cerro de Montecristi. Los radares que servirán para la detección de avionetas que aterrizan en pistas cercanas a esta montaña se instalarán en la cima del cerro en cuyas faldas habitan más de 30.000 personas.

Antes de la declaratoria del área reservada militar de defensa, varios ciudadanos, según recoge diario El Universo, denunciaron que miembros militares, supuestamente, habrían realizado un desbroce en la cúspide del cerro, lo que generó el rechazo de la comunidad, de entes ambientalistas e incluso del alcalde de Montecristi, Washington Arteaga.

Sin embargo, el decreto de Lasso brinda un marco legal para que se puedan emplear a las Fuerzas Armadas en la zona y se puedan generar perímetros de seguridad terrestre en donde no puedan acceder los ciudadanos, según explicó a Infobae una fuente del Ejército Ecuatoriano.

De acuerdo con información oficial, el área reservada militar de defensa es una circunscripción geográfica, en la que regirán medidas de seguridad que sean necesarias para garantizar el cumplimiento de la misión constitucional de las Fuerzas Armadas de proteger la soberanía e integridad territorial. En este caso particular “se colocará un radar en esta área, como mecanismo para identificar y neutralizar aeronaves de dudosa procedencia que están involucradas en actos ilícitos relacionados con el narcotráfico y el crimen organizado, amenazas que afectan a la población ecuatoriana y que están incidiendo en el aumento de la violencia en el país”, describe el comunicado de la Presidencia.

La zona donde se colocará el radar está cerca a la Refinería del Pacífico, un proyecto del gobierno de Rafael Correa, que nunca se terminó y que es una gran explanada de la cual se han detectado más de USD 150 millones en sobreprecio de contratos relacionados con obras de ese proyecto. Algunos analistas han calificado a este lugar como una pista para las aeronaves vinculadas con el narcotráfico.

Los indicios del narcotráfico

En marzo de 2019, una avioneta cayó cerca de la comuna Río Bravo. En noviembre del mismo año, en la comunidad de Manantiales, otra avioneta cayó en Montecristi. También en marzo de 2020, una avioneta que sería de origen mexicano fue hallada en Manantiales. Allí se hallaron varias canecas de combustible. Estos accidentes han sido relacionados con el narcotráfico, de acuerdo a la información de las autoridades de seguridad.

De acuerdo a la información que conoció diario El Universo, de las 15,9 toneladas de droga decomisadas en Manabí en el 2020, la mayor cantidad de hallazgos sucedieron en Montecristi.

En uno de los decomisos, de agosto de 2020, se hallaron más de tres toneladas de cocaína. Un segundo decomiso se efectuó el 24 de septiembre. Allí se encontraron 1.8 toneladas de cocaína, en la comuna Tohalla Grande, donde se han realizado protestas por la intervención militar en la cima del cerro Montecristi, según la información de El Universo. Adicionalmente, las Fuerzas Armadas encontraron otra pista clandestina, con lo que suman tres encontradas en dos años en esa zona.

La ministra de Gobierno, Alexandra Vera, indicó en una entrevista en televisión nacional que “en el tema del cerro de Montecristi es fundamental la colocación de los radares, el área ha sido declarada por el Consejo de Seguridad como de ‘seguridad nacional’ y por lo tanto ese es el estatus que se va a aplicar para poder contar con los mecanismos indispensables para poder detectar los vuelos de las avionetas que durante muchísimo tiempo han estado realizando y han estado aterrizando en pistas clandestinas en la provincia de Manabí”.

Fuente: infobae.com