Estado de vías en Santa Cruz genera gastos adicionales al transporte y el agro

Los diferentes tramos de la carretera a la Chiquitania muestran un importante deterioro del asfalto. Hay empresas que realizan trabajos de mantenimiento. El Gobierno destaca los trabajos en el lugar

Vías en mal estado
Vías en mal estado

Fuente: El Deber

Recorrer la carretera hacia la Chiquitania, especialmente en los tramos Cotoca-Cuatro Cañadas y San Julián-Concepción es un dolor crónico de cabeza para el trasporte público interprovincial, de carga y para los productores de la región.

Las vías, de acuerdo con el reporte de los corresponsales de EL DEBER en Pailón, Cuatro Cañadas, San Javier y Concepción, en los diferentes tramos, no se encuentran en las mejores condiciones debido al desgaste del asfalto que provoca baches de diferentes dimensiones que -según la dirigencia del transporte- provocan accidentes y pérdidas económicas.



Marcelo Cruz, dirigente del Transporte Pesado de Santa Cruz, sostuvo que debido al mal estado de las carreteras, no solo hacia la Chiquitania, sino también las que comunican al Norte Integrado, al sur del país y a los Valles cruceños los costos de mantenimiento de sus unidades se encarecen entre un 20 y 30%.

Cruz detalló que debido a los baches y el desgaste de la carpeta asfáltica, los daños en las llantas, los muelles, el sistema eléctrico son más habituales por lo que el presupuesto destinado es mayor.

A manera de ejemplo, el dirigente hizo notar que, si antes se destinaban cada mes Bs 800 para el mantenimiento de una unidad, en la actualidad el monto es superior entre un 20 y 30% y muchas veces el gasto, debido al daño, se lo realiza dos veces al mes.

Cruz lamentó que las autoridades del Ministerio de Obras Públicas y de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), realicen diferentes recorridos, hagan acuerdos y promesas, pero que al final no se cumpla con lo acordado y las carreteras sigan en mal estado provocando daños en las unidades y constantes accidentes, especialmente por la noche, cuando los choferes -por esquivar los baches- pierden el control de sus camiones saliéndose del camino o chocando con otros vehículos.

En el tramo Cotoca-Pailón, de acuerdo con Huber Vaca, corresponsal de EL DEBER, en Pailón, el problema de las vías no es algo nuevo porque desde hace siete años los transportistas de la Chiquitania piden su mejora.

Gonzalo Gómez, presidente del bloque de Trufis de Pailón, sostuvo que la anterior semana estuvo en la inspección de la carretera y vio que no se ha empezado con los trabajos de recapeo y que hay tramos desde la carretera Bioceánica hacia Cuatro Cañadas en muy mal estado, pues no cuentan con capa asfáltica. Además, observó que los trabajos de mantenimiento que se iban a iniciar el 1 de agosto, todavía no comenzaron.

A su vez, Simón Cáceres, exdirigente de la misma organización, manifestó que por esta situación habitualmente hacen bloqueos de carretera exigiendo soluciones y solo consiguen la firma de un convenio y de buenas intenciones del Gobierno y de personeros de la ABC.

 

“En 2015 sostuvimos una reunión en Pailón, con funcionarios del Ministerio de Obras Públicas y de la ABC, para el recapeo de la capa asfáltica y solo hicieron bacheo. Desde entonces nunca se cumple lo acordado”, criticó Cáceres.

El agro también afectado

Si el transporte sufre por el estado de las carreteras, el sector productivo también tiene problemas, relacionados con los tiempos de entrega y los costos de producción.

Isidoro Barrientos, presidente de la Cámara Agropecuaria de Pequeños Productores del Oriente (Cappo), explicó que la soya, el arroz y el girasol que se producen en la zona tienen tiempos de entrega a los mayoristas y a la industria nacional y que muchas veces, por el mal estado de los tramos principales y de los caminos secundarios, esos plazos no se pueden cumplir.

Barrientos sostuvo que, a las trabas de entrega se debe agregar que los costos de producción aumentan debido al incremento de los fletes de transporte que buscan cubrir los números rojos de los transportistas, especialmente los relacionados al tema del mantenimiento.

Es en el tramo Cuatro Cañadas-San Julián donde el deterioro de las vías es notorio y, de acuerdo con Néstor Lovera, corresponsal de EL DEBER en aquella localidad, los problemas están presentes en los trabajos de rehabilitación de la Malla 1-Cotoca-Cuatro Cañadas a cargo de la empresa accidental Carreteras del Oriente.

En ese tramo, los baches junto con la maquinaria de reparación generan que el tránsito sea más complicado por lo que habitualmente se producen distintos accidentes vehiculares.

Armando Apaza, presidente de la Federación de Transportistas Interprovincial de la Gran Chiquitania, sostuvo que es preocupante el incumplimiento en la entrega de obras y el mantenimiento de las vías que comunican Santa Cruz con Puerto Quijarro.

Apaza detalló que aún no se concluye con la doble vía Cotoca-San Ramón y no se construye la carretera Los Troncos- Okinawa, que es prioritaria para el sector productivo.

Otra observación es que, en los tramos nuevos de la carretera a la Chiquitania, la calidad del trabajo deja mucho que desear, pues de acuerdo con Apaza, pasan algunas semanas y la carpeta asfáltica se deteriora generando grandes baches que no hacen otra cosa que dañar sus unidades y generarle más pérdidas, lo que los obliga a subir los costos del flete para, de alguna manera, cubrir sus gastos.

Rafael Riva, gerente Técnico de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz (Cadex), sostuvo que el problema del estado de las carreteras es de vieja data, debido a que no se tiene un adecuado plan de mantenimiento preventivo y no se respeta la Ley de Carga, aspectos que aceleran el desgaste del pavimento.

Riva subrayó que carretera y transporte son componentes medulares en la logística para el productor y el exportador que de manera directa impacta su competitividad y sus costos de operación, por lo que para el técnico es importante lograr un buen mantenimiento de las vías especialmente en temporada de lluvia.

La posición del Gobierno

Ante esta situación, Édgar Montaño, ministro de Obras Públicas y Servicios, puntualizó que los problemas que hay en las vías hacia la Chiquitania y a los Valles cruceños, son resultado de una mala planificación durante el Gobierno transitorio de 2020 y particularmente a la deuda, de unos Bs 30 millones, que tiene la Gobernación de Santa Cruz con la ABC.

Ante las distintas quejas del sector del transporte público interprovincial y pesado de Santa Cruz, Montaño reiteró que hay un compromiso de cumplir con los plazos establecidos y que a partir de la fiscalización de las diferentes obras que se está realizando, si se encuentran irregularidades en el trabajo de las empresas encargadas, las mismas serán sancionadas.

El gerente regional de la ABC Santa Cruz, David Acebey, precisó que se están realizando todos los esfuerzos para mantener en buen estado las carreteras a pesar de que ya se están quedando sin presupuesto, debido que en la anterior gestión solo fue calculado para ocho meses.

Fuente: El Deber