Felcv avanza lentamente en el esclarecimiento de dos feminicidios

En el caso de San Carlos abre una nueva vía con el hallazgo de la probable escena del crimen. Siguen sin contar con la identificación de la víctima de Porongo.

Fuente: El Deber

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) de Santa Cruz,  José María Velasco, participa en las investigaciones para esclarecer dos casos de feminicidios: uno ocurrido en San Carlos y otro supuestamente en Porongo.



Este martes 10 de agosto se trasladó a San Carlos para acompañar los rastrillajes realizados en los parajes cercanos a la choza donde fue encontrado sin vida el cuerpo de Marlene Gonza (24 años).

El descubrimiento de un bañador de goma, con rastros de sangre, en la proximidad a un riachuelo hace suponer a la policía que la agresión mortal ocurrió en un escenario diferente al lugar donde fue hallado el cuerpo de la joven.

Velasco alienta esta posibilidad ante diversas evidencias recogidas durante el rastrillaje. Según las impresiones del director de la Felcv, la víctima pudo ser lavada en el riachuelo antes de trasladarla a la choza donde se encontró e cuerpo.

Por el momento, la Policía mantiene con detención preventiva a la pareja de la joven, Vicente Guarachi Ticona, de 39 años. Sin embargo, todavía se mantiene las indagaciones en el entorno familiar y también se investiga a las anteriores parejas de la fallecida.

Sin identificación

Respecto a la fallecida encontrada semienterrada en Porongo, la Felcv no ha logrado identificar a la víctima. Hasta el momento, ha pedido ayuda a la población para que puedan reconocer los tatuajes que presenta en el cuerpo y así conocer tanto el nombre como el entorno de la víctima.

Un dato novedoso en este caso se encamina al reconocimiento de un acompañante de la víctima que fue visto por los lugareños en compañía de la mujer antes de su fallecimiento. Testigos señalan que no se trataría de un ciudadano boliviano.

Velasco lamenta el incremento de los casos de feminicidios que se ha producido los últimos días. El respeto «debe partir desde los hogares, con la inculcación de valores», enfatiza el director de la Felcv. No esconde la responsabilidad que la sociedad tiene en estos casos.