Gobernación de Cochabamba descarta cuarta ola y acelera la vacunación para llegar al 55% de la población

Respecto a la cuarta ola, la autoridad sanitaria indicó que dicho escenario está directamente relacionado con «un fuerte incremento de contagios de la COVID-19», lo cual no ha pasado más allá de lo que había expresado hace unos días su contraparte municipal. 

 

 

Fuente: Opinión



La secretaria departamental de Salud de Cochabamba, Daysi Rocabado, informó hoy miércoles que prevén alcanzar el 55% de inmunizados para finales de este mes y también ha descartado que la cuarta ola haya comenzado o que se encuentre cerca, puesto que eso está «directamente relacionado con un fuerte incremento de contagios nuevos de la COVID-19, lo cual no ha pasado». La autoridad animó a la ciudadanía para que acuda a los centros de vacunación.

«Es pertinente aclarar que la cuarta ola va a estar aquí cuando haya muchos contagios nuevos por día. Ustedes reciben el reporte diario y hemos tenido 100 casos, 90, 84 y cifras similares durante este tiempo, además de haber tenido tres días seguidos sin notificación de decesos por el virus. Eventualmente llegará la cuarta ola, pero como autoridades, no podemos cometer el error de hacer proyecciones incorrectas», explicó durante una conferencia de prensa.

La aclaración de Rocabado viene en contraposición a lo que había dicho el coordinador de dirección del Servicio Departamental de Salud (SEDES) de Cochabamba, José Sejas, quien expresó el pasado lunes que la cuarta ola había comenzado porque la Llajta se había «salido del margen de seguridad de la curva epidemiológica», mientras que el secretario municipal de Salud de Cochabamba, Aníbal Cruz, había mencionado que Bolivia estaba ingresando a la cuarta ola y que el departamento se encontraba «aún en vilo».

La autoridad sanitaria subnacional también aseveró que la región se encuentra en un «periodo inter-epidémico estable» en el que el número diario de infecciones «no superó la franja de seguridad». Asimismo, se refirió a lo que acontece en Quillacollo y expresó que es algo que «llamó la atención para bien» recordando que el pasado fin de semana atendieron a 13.073 personas, aplicaron 335 pruebas de antígeno nasal y detectaron 27 casos positivos, lo que arroja «un índice de positividad del 6.8%».

Rocabado puntualizó que la ciudadanía «no debe caer en excesos de confianza» por las cifras que brindaron la Gobernación y el SEDES, puesto que bajar la guardia «puede dar sorpresas desagradables».

Por su parte el jefe de Epidemiología, Rubén Castillo, acotó que la tasa de letalidad sigue siendo del 2.4% y que a comparación de este mismo periodo en 2020, «existe una reducción importante, puesto que en aquel entonces, el registro era del 6%».

REPORTE EPIDEMIOLÓGICO

Tras la realización de 1.774 pruebas en 76 laboratorios, Cochabamba registró anoche 114 nuevos contagios de coronavirus con este desglose: Cercado ha tenido 64; Quillacollo y Sacaba, 12; Punata, 5; Aiquile y San Benito, 4; Cliza y Tiquipaya, 3; Totora, 2; mientras que Chimoré, Colomi, Pojo, Sicaya y Tarata presentaron un solo caso cada uno. Castillo agregó que Sicaya reportó su primer positivo en más de siete semanas.

«De la notificación, 59 corresponden al sexo femenino y 55, al masculino. Fueron captados seis niños: un menor de cinco años y el resto va de los seis hasta los 13. También hubo 23 casos en adultos mayores, que es un promedio que se mantiene. El porcentaje de positividad es 6.4%. No se registraron decesos. 151 personas se recuperaron para un acumulado de 69.843. La tasa de letalidad es del 2.4% por debajo de la media nacional que es 2.7%».

VACUNACIÓN

Rocabado dijo que la vacuna de la Johnson & Johnson llegó ayer a 2.083 pacientes. La primera dosis de la Sputnik V fue aplicada a 1.767 personas y la segunda dosis, a 2.219. «El total de ayer suma 6.069 vacunados. Es aproximadamente la misma cantidad que habíamos recomendado aquí a los alcaldes de la región».

La funcionaria indicó que la vacunación es «la única forma de hacerle frente a la pandemia». En este sentido, «resaltar que Tacachi tiene el 99% de su población vacunada. Pasorapa está por encima del 85%. Nos preocupan Tiraque y Bolívar que presentan una cobertura baja. Los coordiandores de estas regiones serán convocados mañana para saber si hubo un aumento y qué estrategias prevén implementar para subir la vacunación».