Los expertos del GIEI llegan a Bolivia para presentar el informe de la crisis de 2019

El reporte será presentado este martes en La Paz. Luego, los expertos se reunirán con los familiares de las víctimas de los sucesos.

 

Fuente: El Deber



Los seis especialistas que conformaron el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI-Bolivia) viajará este lunes a La Paz para presentar el informe sobre la vulneración de los derechos humanos en la crisis de 2019, informó el secretario del cuerpo colegiado, Jaime Vidal.

Anunció que el reporte se presentará oficialmente el martes 17 de agosto en el marco de una rueda de prensa que tendrá lugar en La Paz y adelantó que el contenido del reporte internacional estará disponible en la siguiente dirección: gieibolivia.org.

Jaime Vidal es un abogado chileno que fue parte del Alto Comisionado de Naciones Unidas que actualmente está vinculado con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Informó que tras la presentación, el equipo recorrerá varias regiones del país.

Hasta el próximo 21 de agosto, los expertos del GIEI se reunirán con asociaciones de las víctimas para presentar los resultados en La Paz, en el barrio de Senkata de El Alto; en Cochabamba y Sacaba; en Sucre, Potosí  y Montero.

Además de Vidal, el GIEI está compuesto por Patricia Tappatá, Juan Méndez, Marlon Weichert, Magdalena Correa Henao y Julian Burguer. Este grupo inició su labor investigativa a fines de noviembre de 2020, casi un año después del primer acuerdo firmado con el Gobierno.

El GIEI, que se entrevistó con más de 400 personas y accedió a documentación oficial de la entidades del Estado, investigó los sucesos violentos que tuvieron lugar entre septiembre de 2019 -cuando Evo Morales aún era presidente- y diciembre de ese año, el primer mes del gobierno transitorio de Jeanine Áñez.

En ese tiempo fallecieron 37 personas, según un informe de la Defensoría del Pueblo. De ese total, al menos 20 ciudadanos perdieron la vida luego de intervenciones militares en Sacaba (15.11.19) y Senkata (19.11.19).

Los expertos asumieron la responsabilidad de “elaborar planes de investigación de los actos de violencia cometidos contra personas, organizaciones y autoridades en Bolivia, incluyendo fallecimientos, individuales o colectivos, lesiones personales, detenciones irregulares o arbitrarias, actos de racismo o discriminación”, entre otras vulneraciones, además de “lesiones a la libertad de expresión”.

Percepciones

– “Ellos (el GIEI) hicieron un cronograma de todas las víctimas de heridos y fallecidos quienes han ido a dar a la Iglesia, San Francisco de Asís. Los que dieron su testimonio en Senkata fueron: 42 varones, seis mujeres que fueron heridas en esos hechos, 10 familiares de los fallecidos, 20 procesados que tenían juicio y como Asamblea de Derechos Humanos éramos seis”, enumeró el activista de DDHH en esa ciudad”: David Inca, presidente de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos.

– “Esta investigación, si ha sido hecha con imparcialidad y no con fines ideológicos y políticos, podría ayudar a esclarecer esos hechos. Ojalá lo hayan hecho con técnicas serias y con independencia para saber de dónde vinieron los disparos y las armas”: Jaime Aparicio, el exembajador de Bolivia ante la OEA durante la gestión transitoria de Áñez.

– “Este informe va a ser presentado en la proposición acusatoria que actualmente hay contra la señora Jeanine Áñez y dentro de los juicios ordinarios que se están sustanciando por las masacres de Senkata y Sacaba”: Viceministro de Justicia, César Siles.

– “Este informe puede ser muy importante. Ojalá pueda servir como un puente de una Bolivia que está muy dividida, ahora. Bolivia está muy polarizada y creo que puede aclarar mucho lo que pasó en 2019”: Thomas Becker, abogado estadounidense y miembro de la red de Derechos Humanos de la Universidad de Harvard.

– “Mi padre ha sido víctima de un grupo financiado por el MAS, disfrazados, en algunos casos. Les dieron cascos y otros implementos a la gente que marchaba. Lo último que hemos sabido es la amnistía que han dado a todos esos grupos y se frenaron los procesos. Hemos pedido fotocopias legalizadas para pedir esa documentación y, en algún momento, retomar el proceso. En eso estamos, esperando”: Ramiro Llanos, hijo del activista Julio Llanos, fallecido en noviembre tras ser golpeado por machistas que salieron a defender al gobierno de Evo Morales.

 “Esperamos  una investigación imparcial y con observadores externos imparciales a cualquier violación de derechos humanos. Tanto las que se pudieron cometer de parte de Evo Morales, como las que se pudieron cometer en el gobierno de transición. A partir de esa investigación imparcial, esperamos juicios justos. Caiga quien caiga”: Regys Medina, alcalde de Montero.

Fuente: El Deber