El ministro de Justicia, Iván Lima, informó que la opinión consultiva sobre la reelección de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte-IDH) da la “llave” para dejar sin efecto las elecciones judiciales que golpearon la independencia en la administración de justicia.

“Esta opinión consultiva nos da una oportunidad, nos da una llave, para que vía jurisprudencial podamos inclusive dejar sin efecto ese voto popular que a mí, personalmente, me parece ha dañado profundamente la independencia de los jueces”, explicó.

La Constitución Política del Estado establece la elección de las máximas autoridades del Tribunal Supremo de Justicia, del Tribunal Constitucional Plurinacional, del Consejo de la Magistratura y del Tribunal Agroambiental. Hubo dos elecciones judiciales en Bolivia. La Asamblea Legislativa Plurinacional es la responsable del proceso de selección de los candidatos.

La Corte-IDH estableció sobre la consulta de la reelección: “La reelección presidencial indefinida no constituye un derecho autónomo protegido por la Convención Americana sobre Derechos Humanos ni por el corpus iuris del derecho internacional de los derechos humanos”.

Antes de emitir la opinión consultiva hace una argumentación jurídica que toca diferentes aspectos relativos a la democracia y al derecho de elegir y ser elegidos.

La Justicia es blanco de una serie de críticas por problemas como retardación y corrupción. En julio los consejeros Dolka Gómez y Gonzalo Alcón fueron cesados en sus funciones debido a un fallo en una acción de cumplimiento por una denuncia de nepotismo o incompatibilidad.

Lima informó que la opinión consultiva del Corte-IDH será puesta a consideración del TCP para que cierre este tema.

Lea también: Lima: El Órgano Judicial es el único que resistió al «golpe de Estado»