OEA insta a Bolivia a honrar acuerdo firmado: «La auditoría de las elecciones de 2019 es vinculante»

El organismo internacional señala que las permanentes violaciones al acuerdo dejan en claro la falta de apego a los compromisos adquiridos en el marco del Sistema Interamericano.

Fuente: El Deber

La Organización de Estados Americanos (OEA) no dejó cabos sueltos. En su más reciente informe, donde evidencia errores y omisiones en la investigación que pagó el Ministerio Público y con la que busca disolver de manera definitiva el caso ‘fraude electoral’, el organismo internacional le recordó a Bolivia que la auditoría que realizó después de las fallidas elecciones de 2019 es vinculante y pide que se honren los acuerdos firmados.



Y es que a finales de octubre de 2019, cuando crecían las protestas ciudadanas por sospechas de fraude electoral en las elecciones presidenciales del 20 de ese mes, el gobierno de Evo Morales solicitó que expertos de la OEA hagan una auditoría integral a los comicios y se comprometió a que sus resultados serían aceptados y acatados por el Estado boliviano.

​​El 3 de noviembre de ese año, cuatro días después del inicio del trabajo de los peritos enviados por la OEA y una semana antes de que se conozcan los resultados, el entonces canciller Diego Pary decía: “El documento menciona de manera muy precisa, en su sexto punto que los resultados de esta auditoria son vinculantes para ambas partes. Nosotros estamos aceptando que lo que vaya a decir la OEA nosotros lo vamos a aceptar como estado boliviano”.

Hoy, la OEA pide que se respete el acuerdo. ​​​​»Como lo señala el numeral 6 del Acuerdo entre la Secretaría General de la OEA y el Estado Plurinacional de Bolivia, el resultado del informe es vinculante para las dos partes«, reza el reclamo del ente internacional.

En este sentido, rechazan los intentos de buscar informes alternativos que, además, dejan en evidencia de manera cada vez más contundente la seriedad, profesionalidad y certeza de los informes presentados por la OEA.

«Por estas razones técnicas y de derecho se insta al Estado boliviano a honrar el acuerdo firmado. Las permanentes violaciones al acuerdo dejan en claro la falta de apego a los compromisos adquiridos en el marco del Sistema Interamericano», apunta el reporte difundido este 9 de agosto desde la Secretaría para el Fortalecimiento de la Democracia de la OEA.

En este sentido, desde la OEA consideran que ha quedado demostrado una y otra vez que, por más informes que se contraten, el informe del Análisis de Integridad Electoral de las Elecciones Generales del 20 de octubre de 2019 (la auditoría) es la referencia fundamental por haber sido el único realizado en tiempo y forma, con las capacidades técnicas de expertos y peritos para revisar distintos elementos del proceso electoral y acceder a la evidencia.

«No existe un análisis más exhaustivo sobre las elecciones generales de 2019 en Bolivia que el realizado por las distintas instancias de la OEA. La información publicada por la Organización es producto de las observaciones de la Misión que fue desplegada para las elecciones, así como de los hallazgos y conclusiones del Análisis de Integridad Electoral llevado a cabo en días posteriores a los comicios», refuerza el documento al que accedió EL DEBER.

Ambos ejercicios fueron llevados a cabo por expertos, a petición de las instituciones públicas bolivianas y en el marco de los acuerdos firmados con distintas instituciones del Estado.

Además, en la mañana del domingo 10 de noviembre de 2019, el expresidente Evo Morales llamó a la realización de nuevas elecciones durante una conferencia de prensa.

En esa ocasión dijo: “Por ello, escuchando a los miembros de la Central Obrera Boliviana y al Pacto de Unidad y otros sectores sociales, he decidido: primero, renovar la totalidad de vocales del Tribunal Supremo Electoral. En las siguientes horas, la Asamblea Legislativa Plurinacional, en acuerdo con todas las fuerzas políticas, establecerá los procedimientos para ello. Segundo: convocar a nuevas elecciones nacionales que mediante el voto permitan al pueblo boliviano elegir democráticamente a sus nuevas autoridades incorporando a nuevos actores políticos”.

El 24 de noviembre de ese año, la Asamblea Nacional expidió la Ley de Régimen Excepcional y Transitorio para la Realización de Elecciones Generales, por medio de la cual anuló el proceso celebrado el 20 de octubre de 2019 y destituyó a todos los integrantes de la Sala plena del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

En un comunicado del 10 de noviembre de 2019, el Secretario General de la OEA hizo un llamado a los actores gubernamentales y políticos, y a las instituciones a “actuar con apego a la Constitución, responsabilidad y respeto por las vías pacíficas” y manifestó que “los mandatos constitucionales no deben ser interrumpidos, incluido el del presidente Evo Morales”.

La OEA fue la primera organización internacional que se pronunció en tal sentido, en defensa de la Constitución, de los ordenamientos que surgen de la misma, así como de los mandatos del Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo. «El que diga lo contrario, miente flagrantemente y pretende instalar una narrativa falsa que no coincide con los hechos ni con la documentación al respecto«, apuntan en su informe.