ROG Strix SCAR 17, así es el primer portátil para juegos con el panel de pantalla de 300Hz/3ms

Después de más de 1 mes trabajando con el ROG Strix SCAR 17, ya estoy en condiciones de explicar cómo ha sido la experiencia de tener en mis manos un portátil gamer de más de 3.000 euros, una impresionante máquina con una pantalla difícil de describir en un texto.

Hablamos de una de las grandes novedades del año de ASUS, del nuevo ROG Strix Scar 17, el primer portátil para juegos de ROG con el panel de pantalla FHD de 300Hz/3ms más rápido del mundo y un teclado mecánico óptico para un juego inmersivo.



Comienzo con las especificaciones, con lo que indican en su web.

Especificaciones del ROG Strix SCAR 17

El modelo que probé fue el Asus ROG Strix SCAR 17 G733, con un procesador AMD Ryzen™ 9 5900HX (8 núcleos, 16 subprocesos, 3,1 GHz con 4,5 GHz Turbo) y una tarjeta gráfica NVIDIA GeForce RTX 3080. El almacenamiento era una unidad SSD de 1 TB, y tenía 32 GB de RAM DDR4 a 3200 MHz.

El monitor sorprendente, de 17,3 pulgadas, Full HD, IPS, 300 nits, hasta 300 Hz, y los altavoces eran 2 amplificadores inteligentes de 4 W y 2 tweeter de 2 W (el sonido nada más encender el ordenador ya ocupaba toda la sala).

Otras cosas menos sorprendentes: Bluetooth 5.1, WiFi 6 con conectividad 1 x RJ45, 1 x USB-C, 3 x USB-A, 1 conector de audio combinado de 3,5 mm, 1 HDMI 2.0b.. en fin, lo que veis en este vídeo de nuestra cuenta de TikTok:

@wwwhatsnew#asus #rogstrix #portatil #gamer

♬ sonido original – Wwwhatsnew

El teclado es óptico-mecánico con retroiluminación RGB por tecla, la batería de 90 Wh y el micrófono con cancelación de ruido AI.

En fin, un monstruo de 2,7 kg y 395 x 282 x 27,5 mm que, con Windows 10, estaba preparado para jugar a cualquier cosa, para eliminar ese mito de que no se puede jugar con un portátil.

Primeras impresiones

Lo primero que llama la atención es el tamaño del portátil. La pantalla enorme ayuda no solo a los gamers, también a quien trabaja con diseño.

Lo segundo que llama la atención es el sonido, no fue necesario conectar ningún altavoz o ponerme auriculares para sentir una experiencia inmersiva.

Un 10 en ambos quesitos.

Se nota que estamos hablando de un portátil sólido y resistente. No da la sensación de fragilidad en ningún momento, algo que se agradece para quien invierte tantísimo dinero en un portátil de gama alta. En la parte inferior hay goma, lo que hace que no deslice en ningún momento.

El diseño tiene un patrón visualmente atractivo, deja claro que el objetivo es jugar. Pertenece a la serie de productos Republic of Gamers, cuenta con un gran logo de ROG, iluminado con LEDs RGB. La luz de fondo también se puede encontrar en el marco de la computadora portátil, y debajo de la pantalla.

Me ha llamado la atención que tenga soporte para el estándar Power Delivery, ya que así es posible cargar el portátil desde bancos de energía dedicados y desde cualquier cargador compatible con este estándar.

Otra cosa destacable, esta vez negativa, es que no tiene lector de tarjetas de memoria. Se puede entender, ya que si es gamer, no sería necesario, no es un equipo que un cineasta o un fotógrafo compre para su día a día. Tampoco me ha gustado el ruido de los ventiladores, aunque es algo difícil de evitar.

Muy bueno también el teclado, muy cómodo para escribir durante todo el día. Yo soy más de teclado mecánico, es cierto, pero aún así no me ha importado escribir miles y miles de palabras en mi día a día usando un teclado que, en principio, ha sido diseñado para jugar, no para hacer de periodista.

En lo que respecta al rendimiento, le he puesto a prueba con aplicaciones de edición de vídeo y con programas de preparación de archivos para impresoras 3D. Es impresionante la diferencia de tiempos cuando tenemos en manos un monstruo de estas características.

Lo curioso es que no tiene webcam, aunque sí micrófono bastante sofisticado. Podemos hacer llamadas y eliminar el ruido ambiental, pero al no haber cámara web incorporada, no pude hacer videoconferencias sin depender de mi webcam externa.

Pros y contras

No es difícil hacer una lista de lo mejor y lo peor en este caso.

En los pros tenemos el impresionante rendimiento, el fantástico diseño, la retroiluminación, el teclado de otro mundo, la gran cantidad de puertos y la pantalla de hasta 300 Hz.

Los contras están claros, comenzando por el altísimo precio, por el no tener seguridad biométrica ni webcam, limitarse a pantalla Full HD y tener una duración de la batería bastante limitada (nunca superó las 7 horas en mis pruebas, aunque en las especificaciones promete 12 horas de autonomía reproduciendo vídeo).

Un claro ejemplo que demuestra que sí es posible jugar al máximo con un portátil, aunque aún estamos lejos de poder llegar a la relación calidad/precio de un pc personalizado con cariño.

Fuente: Link