Santa Cruz: Once municipios tienen más de la mitad de su población inmunizada

 



Fuente: El Deber
Carmela Delgado, Deisy Ortiz Duran

 

 

La vacunación avanza en el departamento cruceño y hasta la fecha 11 municipios alcanzaron una cobertura de más del 50 por ciento de su población con el esquema completo.

Los municipios de la Región Metropolitana suspendieron la ley seca y aplicarán desde el próximo lunes la exigencia del certificado de vacunación para ingresar a restaurantes y otros locales con alta concurrencia de personas, para seguir mejorando sus coberturas y a la vez permitir la reactivación de las actividades económicas.

Según datos oficiales, hasta la fecha el 43 por ciento de los cruceños en edad para vacunar recibieron la primera dosis contra el Covid, mientras que el 30 por ciento ya tiene el esquema completo (21por ciento con segundas dosis y 9 por ciento con la unidosis).

De los 56 municipios, once tienen la cobertura más alta con esquemas completos. El Carmen Rivero Tórrez es al que mejor le va en este proceso, con el 71%, lo que significa que este municipio fronterizo ya logró la ansiada inmunidad de rebaño o colectiva que permite tener bajo control los contagios. Le siguen Puerto Quijarro, con el 67%; Colpa Bélgica, con el 67%; San Matías, con el 64%; Samaipata, con el 64%; Puerto Suárez, con el 59%; Camiri, con el 58%; San Ramón, con el 54%; Porongo, con el 51%; San Ignacio de Velasco, con el 51% y Boyuibe con el 50%.

El alcalde de Santa Cruz de la Sierra, Jhonny Fernández, destacó el avance en la vacunación, pero señaló que el esfuerzo se ve truncado por las personas que no asisten a hacerse inmunizar. Para incentivar a que la gente se vacune, desde el próximo lunes en el municipio capitalino, además de Cotoca, Porongo, La Guardia, El Torno, Colpa Bélgica, Warnes, Montero y Mineros, no se podrá ingresar a locales comerciales, de venta de comida y boliches si no se cuenta con el certificado de vacunación contra el Covid-19.

“Esperamos que no nos fallen con la cantidad de las segundas dosis requeridas”, dijo Fernández al momento de anunciar las medidas. La vacunación de acuerdo a los esquemas establecidos con una dosis (en el caso de la vacuna Janssen, de Johnson & johnson) y de dos dosis (en el resto de vacunas) permiten pensar en la reactivación económica, destacó el burgomaestre.

Ayer el alcalde cruceño emitió una instructiva interna para que desde el lunes 16, los funcionarios municipales también presenten su certificado de vacunación para ingresar a las diferentes instalaciones del Gobierno Municipal.

Los datos oficiales muestran que Santa Cruz de la Sierra alcanzó una cobertura del 51% con primeras dosis y 26% con esquema completo; Colpa Bélgica, 48% con primeras dosis y 67% con el esquema completo (44,91% con segundas dosis y 22,20 con la unidosis); Cotoca, 31% con primeras dosis y 36% con esquema completo (12,71% con segundas dosis y 23,15% con la unidosis); El Torno, 24% con primeras dosis y 39% con el esquema completo (15% con segundas dosis y 23,56% con la unidosis); La Guardia, 26% con primeras dosis y 29% con el esquema completo (13,94% con segundas dosis y 14,88 con la unidosis); Mineros, 35% con primeras dosis y 27% con esquema completo (15,76% con segundas dosis y 10,98% con la unidosis) y Montero, 38% con primeras dosis y 24% con el esquema completo (13,71% con segundas dosis y 9,93% con la unidosis).

El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, exhortó a la población a acudir a los puntos de vacunación, dado que uno de los objetivos planteados es llegar a septiembre con un alto número de inmunizados.

Remarcó que Santa Cruz lidera la cobertura de vacunación y para continuar con ese ritmo pide a la población que acuda a los puntos habilitados.

Camacho destacó el trabajo operativo del Sedes, que permitió superar las 40.000 personas vacunadas en una sola jornada.

Resaltó que la Gobernación también ha desplazado brigadas a las comunidades y pueblos indígenas.

El gobernador pidió a la población ayudar con este plan de vacunación, asistiendo a iniciar o completar su esquema.

“En los últimos días hemos tenido entre doce y trece mil personas vacunadas en el día, entonces abrir más puntos no es una solución, necesitamos que la población vaya. Tenemos un índice de ausencia y eso nos preocupa. Abrir más puntos de vacunación sería espectacular, pero si no tenemos a la población que se vacune, entonces va a ser estéril el esfuerzo”, finalizó el gobernador.

El secretario de Salud de la Gobernación cruceña, Fernando Pacheco, ratificó que el departamento es el que ha registrado mayor cifra de inmunizados por día en todo el país.

Asimismo, señaló que en muchos municipios se ha logrado llegar al 70% de la población vacunable, incluyendo primeras y segunda dosis, logrando así estar en el borde de la inmunización de rebaño que se anhela.

Pacheco adelantó que están analizando nuevas estrategias para promover la vacunación, en conjunto con las entidades públicas y privadas.

Ponderó la exigencia del certificado de vacunación en lugares con mayor aglomeración. “Decirle a la gente que la variante Delta está en muchos países y está golpeando a la gente que no se vacunó, por eso queremos que acudan a los puestos habilitados, es la única manera de contener el virus”, finalizó.

Sugieren aumentar los puntos

Sin embargo, el ministro de Salud, Jeyson Auza, observó las coberturas en algunos municipios cruceños y recomendó ajustes en el plan de vacunación. “En 21 municipios de las provincias existe una situación preocupante, sobre todo en personas de 18 a 39 años porque hay porcentajes menores al 20%. Tenemos que intensificar la campaña en 21 municipios para alcanzar mayores porcentajes de la población vacunable. En todo el departamento existe un estancamiento en grupos etarios a partir de los 50 años”, señaló la autoridad nacional.

Recomendó a los Sedes mejorar la coordinación con los municipios, aumentar los puestos de vacunación en la capital cruceña e implementar puestos masivos en los 55 municipios de provincia.

Al respecto, Pacheco dijo que las declaraciones del ministro “rayan el límite de la tolerancia al esfuerzo del departamento”. “El ministro viene a ocultar la ineficiencia e inoperancia por la falta de las segundas dosis. Nosotros venimos trabajando en coordinación con instancias privadas y con la población que le ha puesto el hombro a la vacuna”, protestó Pacheco.

Agregó que “hay números mentirosos. No estamos en condiciones de aguantar. Nosotros vamos a continuar vacunando y siendo el ejemplo en todo el país”.

Trabajadores paralizaron atención y mantienen sus demandas salariales y la dotación de ítems

Los trabajadores de salud cumplieron ayer un paro de 24 horas en todo el sistema de salud para exigir, entre otras demandas, la devolución de descuentos y pago de viáticos de vacunación.

La población que ayer acudió a los hospitales tuvo que reprogramar sus consultas, lo que generó la queja porque muchos madrugaron para hacerse atender.

Los trabajadores protagonizaron una marcha que llegó hasta la Gobernación cruceña, donde expusieron sus demandas a los tres niveles de Gobierno.

Al Ministerio de Salud le exigen la reposición del descuento en los salarios del mes de julio. Además, rechazan la Ley de Emergencia Sanitaria, porque aseguran que en uno de sus artículos atenta contra el derecho a la protesta.

A la Gobernación le piden realizar gestiones para lograr la devolución de los descuentos anteriormente señalados.

A la Alcaldía Municipal demandan la cancelación del viático de vacunación y la dotación de ítems correspondiente a la gestión 2020, además de la reposición de ítems y de contratos de personas que fallecieron o que ya no trabajan en los hospitales.

Por otro lado, la Gobernación puso en marcha un plan para digitalizar la entrega de fichas y evitar filas en los hospitales. El secretario de Desarrollo Humano y Salud de la Gobernación de Santa Cruz, Fernando Pacheco, aspira a que esto se haga realidad en todos los centros hospitalarios de tercer nivel.

Por el momento, el programa se aplicará en el hospital de niños Mario Ortiz y abarcará un 40% de las fichas disponibles. El primer paso pretende que “la gente se acostumbre”, antes de ampliar el sistema a otros hospitales.