Según opositores, interpelación a Almagro fue otro “revés” para el MAS

Los delegados de los Argentina, México y Nicaragua, Gobiernos aliados de la actual administración gubernamental de Bolivia, fueron los únicos que apoyaron la postura planteada en contra de Almagro y las misiones de observación del organismo.

 

  • Luis Almagro (OEA) y los ministros de Bolivia Rogelio Mayta e Iván Lima. | efe, apg
Fuente: Los Tiempos

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, aseguró que el organismo cumplió “de buena fe” con el acuerdo de auditoría electoral suscrito en octubre de 2019 con Bolivia, el cual consideró “vinculante”, y dijo estar abierto a someter esta interpretación a una instancia de derecho internacional.

Esa respuesta la dio Almagro luego de que el canciller de Bolivia, Rogelio Mayta, y el ministro de Justicia, Iván Lima, lo acusaran de “injerencia” en asuntos internos al ratificar las irregularidades dolosas y graves en las elecciones de 2019. Mayta advirtió que el “discurso de odio” de Almagro atenta contra el bloque regional.



Los ministros bolivianos plantearon su posición durante una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA celebrada ayer de forma virtual.

El embajador de Bolivia ante la OEA, Héctor Arce, admitió que sus observaciones sobre la auditoría sólo recibieron el apoyo de tres países miembros del organismo. En tanto, opositores consideran que el Gobierno recibe otro revés internacional en su afán de negar el “fraude electoral”.

En la sesión participaron 16 países miembros de la OEA, de los cuales intervinieron representantes de Nicaragua, México, Argentina, Ecuador, Brasil, Ecuador, Paraguay, Colombia, Venezuela, Guatemala, República Dominicana, Honduras, Canadá, Estados Unidos, Haití y Uruguay.

Los delegados de los Argentina, México y Nicaragua, Gobiernos aliados de la actual administración gubernamental, fueron los únicos que apoyaron la postura planteada en contra de Almagro y las misiones de observación del organismo.

Los representantes del resto de los países valoraron la misión que la OEA cumple a favor de la democracia de los países de América. Además resaltaron la labor que desempeñan los veedores de la entidad en los procesos electorales de diferentes países, según el diario Página Siete.

El canciller Mayta, en conferencia de prensa, aseguró que Almagro se quedó “sin apoyo ni respaldo a su acción de injerencia en asuntos internos”.

Según la oposición la interpelación de Arce, Mayta y Lima fue un fracaso. El expresidente Jorge Quiroga manifestó que este hecho se convierte en otro revés de la administración de Luis Arce en su intento de desprestigiar la auditoría de la OEA.

“Derrota del MAS hoy en Consejo Permanente del OEA, buscaron rechazo a auditoría de Bolivia y los apoyaron sólo tres países, el resto respaldó el sistema de observación electoral de la OEA”, manifestó en sus redes sociales.

El exembajador de Bolivia ante el organismo Jaime Aparicio expresó que con el apoyo que recibió la misión de observación se confirma que en 2019 hubo “fraude electoral” y que la candidatura de Evo Morales era ilegal.

Según Aparicio, la delegación boliviana no se atrevió a solicitar la resolución de censura a Almagro debido a esta falta de apoyo.

Mayta denuncia “discurso de odio”

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, se pronunció después de que el Gobierno boliviano insistió en que hubo “injerencia” y “discursos de odio” de parte de Almagro, y cuestionó el informe preliminar realizado por esa organización sobre las elecciones fallidas de 2019.

El informe de la OEA, que se conoció el 10 de noviembre de 2019, detectó irregularidades “muy graves” en el proceso, como la manipulación del sistema informático de trasmisión y cómputo de resultados.

El entonces gobernante y candidato Evo Morales anunció primero nuevas elecciones y horas después dimitió de la Presidencia, alegando ser víctima de un supuesto “golpe de Estado”, lo que dio paso a una crisis política en el país.

Lea también: Almagro pide resolver controversia con Bolivia en corte internacional

Ven que agenda de juicios oculta deficiencias de Arce en al menos cinco áreas