Wall Street busca un nuevo récord en el cierre del séptimo mes consecutivo de ganancias

El panorama de ganancias está impulsado en gran parte por los buenos resultados empresariales presentados esta temporada.

Corredores trabajan en la Bolsa de Nueva York. EFE/Justin Lane/Archivo Corredores trabajan en la Bolsa de Nueva York. EFE/Justin Lane/Archivo

 

Fuente: Infobae



Las principales bolsas del mundo se encaminan este martes a su séptimo mes consecutivo de ganancias, ya que los inversores estaban en gran parte convencidos de que el repunte económico y los estímulos monetarios abundantes sostendrán -de momento- la escalada bursátil.

La bolsa de Wall Street, que marcó nuevos récords en la víspera, abrió este martes con leves pérdidas. El Dow Jones, principal indicador, cae 0,25% en los primeros minutos de negociación, mientras que el selectivo S&P 500 retrocede 0,2%. El índice compuesto del mercado Nasdaq, que aglutina a las tecnológicas más importantes, caía 0,15%.

Los analistas indican que el panorama de ganancias se ha producido en gran parte por los buenos resultados empresariales presentados esta temporada, que mostraron un aumento tanto de ventas como de ganancias, y se espera que Wall Street siga subiendo lo que queda de año. “No se pueden desechar los riesgos, como la variante Delta, las interrupciones en la cadena de suministros o la presión de la inflación, particularmente en los salarios. Pero podemos esperar que la eficacia de las empresas de EEUU y la fortaleza de la reapertura sigan impulsando los ingresos y lleven a mayores ganancias para las acciones el resto de 2021”, explicó en una nota el director de estrategia de mercados de LPL Financial, Ryan Detrick.

Jerome Powell, el presidente de la Fed, dio un empujón el viernes a los mercados con su discurso al no mostrar prisa por reducir el estímulo monetario, según la mayoría de los analistas.

Agentes de bolsa realizan su trabajo en el parqué de Nueva York, Estados Unidos. EFE/Justin Lane/Archivo Agentes de bolsa realizan su trabajo en el parqué de Nueva York, Estados Unidos. EFE/Justin Lane/Archivo

 

Las bolsas europeas habían comenzado en alza este martes, aunque luego pasaron a terreno negativo, camino a su séptimo mes consecutivo de ganancias, ya que las esperanzas de un mayor apoyo de la política monetaria eclipsaban los riesgos económicos derivados de un aumento de los casos de COVID-19 causados por la variante delta en todo el mundo.

Tras un alza inicial a niveles récord, las acciones europeas bajaban por datos de inflación de la zona euro por encima de lo esperado y declaraciones de un funcionario del Banco Central Europeo (BCE) respecto a que el organismo estaba en posición de considerar una reducción de los estímulos extraordinarios por la pandemia.

Si bien persisten los riesgos y los inversores deberían reflejar esto en sus carteras, creemos que el escenario para las acciones sigue siendo positivo, y aconsejamos a los inversores que se posicionen para la reapertura y la recuperación”, dijo Mark Haefele, director de inversiones de UBS Global Wealth Management.

El aumento de casos de la variante del Delta del COVID-19 ha estado afectando a las acciones en Asia en las últimas semanas, pero en su mayoría ha sido ignorado por los mercados europeos y estadounidenses.

Más allá de las acciones, el dólar, una divisa de refugio y un barómetro del panorama de riesgo, cayó a un mínimo de tres semanas y operaba con un descenso de 0,3% en el día a 92,424 unidades. El euro se apreciaba un 0,4% a 1,1841 dólares, extendiendo sus ganancias después de los datos de inflación, hasta alcanzar su nivel más alto desde el 5 de agosto.

Las acciones chinas soportaron otra sesión volátil después de reportes económicos decepcionantes y renovadas preocupaciones sobre las restricciones regulatorias. Datos mostraron que las empresas de China y la economía en general se vieron sometidas a una presión cada vez mayor en agosto, ya que la actividad de las fábricas se expandió a un ritmo más lento, mientras que la actividad en el sector de servicios se contrajo. Los índices tecnológicos y las acciones del país volvieron a caer después de que Pekín redujo el lunes la cantidad de tiempo que los menores de 18 años pueden dedicar a juegos en línea los viernes, fines de semana y feriados.