10% del personal de la planta de úrea es extranjero y salarios difundidos incluyen impuestos

Fuente: Asuntos Centrales

El vocero de YPFB, Juan Carlos Ortiz, aseguró en Asuntos Centrales que el 10% de los trabajadores en la planta de Urea y Amoniaco son extranjeros, entre venezolanos e hindúes, y que fueron traídos al país por su experiencia en el rubro.  Además, sobre la planilla de salarios difundido por el diario El Deber, explicó que los montos incluyen impuestos, gastos de traslado y beneficios sociales, ente otros.



«En la planta trabajan 448 empleados, de los cuales un 10% son extranjeros (48). ¿Y por qué hay empleados extranjeros? No nos olvidemos que este es el primero proyecto petroquímico de relevancia en el país. Entonces, puede ser que haya bolivianos trabajando fuera de Bolivia, pero gente en Bolivia con la experiencia necesaria no la hay. Evidentemente, una planta en la que se invirtió $us 960 millones tiene que acudir a personal con experiencia para determinados cargos. Al no haber ese personal en Bolivia, se adquirió esa experiencia en el mundo”, explicó este martes.

Considera que no debería haber alarma por los funcionarios extranjeros, porque es normal que empresas, por ejemplo, privadas, empleen extranjeros cuando no existe experiencia en el país.

«No debería generar alarma, en 5 a 10 años tendremos experiencia en el país. Más o menos 400 empleados bolivianos que ganarán experiencia. Por ahora tenemos 48 extranjeros que nos transmiten su experiencia en posiciones determinadas y críticas de la planta», manifestó.

Consultado sobre qué tipo de funciones cumple el personal extranjero, respondió: «Entendemos por qué llama la atención. En Venezuela hay una industria petroquímica de larga data y particularmente hay una planta similar a la nuestra… También hay funcionarios que vienen de la India… Los induces tiene experiencia en la región, en Trinidad y Tobago. Hay 4 funcionarios de la India, hay 1 del Perú y el resto son venezolanos. Ocupan diferentes cargos, la segunda más alta en la planta la ocupa un hindú y posiciones crítica en las que aún no tenemos la experiencia suficiente».

Respecto a los montos en la nómina difundida por la prensa en Santa Cruz, aclaró que no es la cifra que directamente cobra el trabajador, sino que incluye otros ítems, tales como impuestos, gastos de traslados, seguro de salud y carga social. «Contiene información mal explicada lamentablemente. Quiero que sepa que la planta contrató a través de una subsidiara de YPFB Refinación un contrato para la provisión de varios servicios, entre ellos esta mano de obra. En ese costo, está el salario ganado por el funcionario, más la carga social, están los gastos administrativos llevados a cabo por YPFB Refinación. Está el pasaje con el que llegaron al país y con el que retornarán. El pasaje por tierra ara que lleguen a la planta y su seguro de salud, etc.», aseguró.

 

Lea también: Los extranjeros que trabajan en la planta de úrea de Bulo Bulo ganan el triple que los profesionales bolivianos