El déficit comercial de EEUU bajó en julio un 4,3 por ciento

El aumento de las exportaciones permitirá que el PIB de la potencia crezca, pero a la vez demuestra que los consumidores internos pierden confianza en el rumbo económico del país.

    
Imagen referencial.Imagen referencial.

La Oficina de Análisis Económico (BEA) de Estados Unidos informó este jueves (02.09.2021) que el déficit comercial de la potencia norteamericana bajó un 4,3 por ciento en julio, llegando a los 70.061 millones de dólares, comparado con el de 73.230 millones en el mes anterior. La mayoría de los analistas esperaba un déficit de unos 71.000 millones.



Las importaciones bajaron 0,2 por ciento, a 282.900 millones de dólares, y las exportaciones subieron un 1,3 por ciento, alcanzando los 212.800 millones. Esto revela una desaceleración de la demanda interna vinculada al temor a la variante delta del coronavirus, de acuerdo con las autoridades. Por áreas geográficas, el déficit se reduce 7,4 por ciento con China, 34 por ciento con Canadá y 7,6 por ciento con la Unión Europea. En cambio, crece 17 por ciento con México.

Las exportaciones estadounidenses alcanzaron en julio su nivel más alto desde 2019, y se vieron impulsadas por la demanda de productos básicos de consumo, bienes de capital y automóviles, autobuses, camiones y autopartes. Por el contrario, disminuyeron las importaciones de bienes de consumo, incluidos juguetes y teléfonos móviles, al igual que las de automóviles, motores y autopartes.

Temor a la variante delta

Otros indicadores de julio ya habían apuntado a una posible desaceleración, al menos temporal, del consumo en Estados Unidos: las ventas minoristas cayeron 1,1 por ciento, mientras que el crecimiento general del gasto de los consumidores fue de  -0,3 por ciento. Los economistas creen que muchos consumidores redujeron sus gastos debido a la ralentización de la campaña de vacunación y al avance de la variante delta, que ha generado nuevas restricciones.

Al mismo tiempo, la industria estadounidense lucha por aumentar la producción ante los cuellos de botella logísticos generados por la falta de sincronización de las cadenas de suministro globales, provocado por bloqueos en puertos y escasez de una variedad de materiales. Pero el aumento de las exportaciones contribuirá al crecimiento del producto interno bruto (PIB) de Estados Unidos en el tercer trimestre, cuya primera estimación se publicará el 28 de octubre.

DZC (AFP, EFE)

Fuente: DW