El Gobierno dice que diálogo cocalero debe “respetar” a la directiva de Arnold Alanes

No existe hora ni fecha para las conversaciones al término de una semana marcada por la violencia. El viceministro Ríos asegura que ni hay «descoordinación» con el vicepresidente Choquehuanca

Fuente: El Deber

Tras una semana marcada por disturbios, el diálogo para resolver el largo conflicto cocalero de La Paz no tiene fecha. El Gobierno informó que aún no hay una invitación formal a las partes, pero señaló que esas conversaciones deben “respetar la decisión” del “pueblo yungueño” de haber elegido a Arnold Alanes como presidente de Adepcoca.



Esta postura fue fijada por el viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos, en medio de la expectativa que se generó por una invitación al diálogo formulada desde la Asamblea Legislativa a nombre del vicepresidente David Choquehuanca.

“Cualquier mesa de diálogo posible debe partir por respetar la decisión orgánica del pueblo yungueño en las elecciones que se han realizado hace pocas semanas con participación de más de 20.000 personas”, remarcó la autoridad en una rueda de prensa.

Alanes fue elegido como máximo dirigente de los cocaleros de La Paz en unos comicios celebrados el 4 de septiembre, pero una buena parte de los Yungas rechazó esa designación. El 20 de septiembre, el dirigente se autoproclamó y tomó control del mercado de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca).

Frente a este escenario, el sector del dirigente Armin Lluta, opositor al MAS, y una facción del partido gobernante protagonizaron una movilización de protesta que generó disturbios, denuncias de abuso policial y la destrucción de vehículos patrulleros.

El presidente de la Comisión de la Hoja de Coca, Freddy Velásquez, indicó —cuando presentó la iniciativa de Choquehuanca— que el diálogo debía desarrollarse a tres bandas hasta lograr una mesa directiva que sea de consenso.

“En Adepcoca tienen una nueva directiva nacida de las urnas y ratificada en Asamblea. Como Gobierno nacional respetamos y reconocemos la voluntad popular de los productores de coca de los yungas”, manifestó Ríos, quien negó “descoordinación” en el tratamiento de este tema.

“De manera oficial, no hemos emitido ninguna convocatoria. No existe ninguna descoordinación entre los niveles del Estado ya que cumplimos un mandato único. En este momento nuestro hermano David Choquehuanca nos ha indicado que estamos con las puertas abiertas al diálogo, pero todavía no hay una fecha determinada”, insistió.

Los productores de coca, contrarios a Alanes, marcharon el viernes y quemaron cinco vehículos policiales que estaban aparcados al interior de un módulo ubicado en el puente Minasa, donde está la terminar de buses que es empleada para viajes a Yungas y al departamento del Beni.

Ríos afirmó que la pérdida por esos destrozos asciende a $us 40.000 que serán reclamados a los cocaleros que fueron identificados como responsables.

Fuente: El Deber