Iglesia pide escuchar las justas demandas de los pueblos indígenas

El arzobispo de Santa Cruz, Sergio Gualberti, pidió a las autoridades no hacer oídos sordos y escuchar las justas demandas de los pueblos Indígenas.

Gualberti presidió la celebración Eucarística en el Santuario de Cotoca y dio la bienvenida a los hermanos de la XI marcha indígena de los pueblos originarios de tierras bajas que llegaron este martes al promediar las 06:00 de la mañana hasta el municipio de Cotoca, tras 35 días de marcha desde  Trinidad.



Durante su homilía, Gualberti expresó: «Queridos hermanos y hermanas que bonito verlos a todos ustedes aquí a los pies de la Mamita de Cotoca, ustedes han caminado mucho, con tanta dificultad, veo varias personas con pelo blanco como el mío, han venido caminando con tanta valentía, un caminar bien preciso, un caminar de Paz».

El prelado afirmó que los hermanos indígenas han venido en son de Paz, no han venido a pelear con nadie, han venido para pedir que se respete la Constitución Política del Estado para que se respete el derecho a sus autonomías, la autodeterminación de los pueblos Indígenas, respeto de la Madre Tierra, fuente de vida para ellos y sus familias.

«Ustedes han caminado más de 500 kilómetros desde la ciudad de la Santísima Trinidad y ahora están aquí en el Santuario de Cotoca, la Virgen María, Patrona del Oriente de boliviano. Hoy ponen en las manos de la Mamita e Cotoca, todas sus esperanzas y todos sus anhelos, pero también tienen que agradecerle, porque ella nunca los ha dejado solos y durante todo este caminar, los viene acompañando a todos», dijo Monseñor.

«Todo este pedido de nuestros hermanos Indígenas está en la Constitución Política del Estado, pero solo ha quedado escrito, por eso ustedes se han sometido a esta caminata, un gran sacrificio, muchos de ustedes han tenido que dejar a sus familias y están caminando, no solo para el bien de ustedes, sino también de toda Bolivia para que se respete nuestra Constitución. Al respetar la constitución también se respeta a la Madre Tierra, y como decía San Francisco a la hermana Madre Tierra, y es Madre porque nos alimenta y ustedes hoy piden que se respeten sus tierras, el sustento de toda su familia», aseveró.

Fuente: lostiempos.com