Policía informa de más de diez campesinos cocaleros detenidos

Los vecinos denuncian violencia de los policías en sus propios domicilios y afirman que son estos los que lanzan dinamita. Hay dos uniformados heridos

Fuente: El Deber

Más de una decena de campesinos cocaleros habrían sido arrestados esta tarde luego de la represión policial, el Comandante Departamental de la Policía de La Paz, coronel Augusto Russo, también informó que hay dos policías heridos que fueron trasladados a recintos hospitalarios.



“No solo han provocado daños al ornato público, sino a la propiedad privada, han sido detenidos una cantidad que son más de 10 personas por distintos hechos, han arrojado dinamita y producto de eso hemos tenido dos bajas”, dijo el jefe policial en entrevista con radio Éxito.

Los cocaleros afines al grupo de Armin Lluta se concentraron desde la mañana en su hospital de la calle 10 en villa El Carmen y de ahí bajaron a las 14:00, aproximadamente, hasta su mercado de Adepdoca que estaba custodiado por un fuerte contingente policial. Los enfrentamientos empezaron cerca de las 15:00.

Aunque el jefe policial afirmó que los cocaleros están armados con cachorros de dinamita, los vecinos que viven cerca del mercado de Adepcoca denunciaron que son los policías los que lanzan los cachorros y son los que destruyen la propiedad de las personas.

“Han venido y con su arma han roto el vidrio, no eran campesinos eran policías y seguro que ahora van a decir que eran cocaleros», relató un vecino de unos 65 años a los medios de comunicación. Luego insistió que el grupo no era de cocaleros, sino era de la policía y estaban «disfrazados de civil”.

Cuando los vecinos denunciaban el abuso policial, los policías que permanecían cerca prefirieron alejarse, los vecinos lograron grabar en sus celulares el momento en que una persona con chamarra negra que está con los uniformados arroja el cachorro de dinamita contra los cocaleros.

La Policía avanzó hacia los distintos barrios y dispersó a los cocaleros, estos huyeron calles arriba y fueron perseguidos por los uniformados. Pero estos últimos se convocaron de nuevo en el hospital que tienen en villa El Carmen para reagruparse y volver a intentar retomar su mercado.

El jefe policial advirtió que ellos no permitirán la retoma y que existe orden de despejar a los campesinos. Mientras, el conflicto se extendió a varias calles a la redonda de Adepcoca.