Always Ready puso en riesgo la punta con el empate de local ante Wilstermann (0-0)

Always Ready desaprovechó la oportunidad de seguir firme en la punta del campeonato de la División Profesional con el empate (0-0) que logró de local este miércoles ante Wilstermann.

Puso en riesgo el liderato, ya que en esta jornada Independiente enfrentará en Cochabamba a Palmaflor. Si ganan los capitalinos serán los nuevos punteros, pues estará un punto encima de los millonarios alteños.

El equipo que dirige Pablo Godoy no tuvo claridad ofensiva para superar a un rival, que mostró equilibrio en todos los sectores y jamás se descuidó en la marca, especialmente sobre hombres que pudieron desequilibrar en ataque con atacantes como Carmelo Algarañaz, mientras estuvo en la cancha, y Fernando Saucedo, que es letal en remates de media distancia.

Always Ready pudo abrir el marcador a comienzo de encuentro. Una falta de Patricio Rodríguez sobre el juvenil delantero Javier Uzeda ocasionó que el árbitro Ivo Méndez sancione penal. Algarañaz falló en la ejecución de la falta a los 6 minutos. Gran tapada de Arnaldo Giménez que le adivinó el  remate.

Después, el partido tuvo buenos y malos momentos. Wilstermann desesperó al dueño de casa con buen trato de pelota y mucha atención en defensa. En esto último, la tarea de Santiago Echeverría y de Ramiro Ballivián fue ponderable y lo mismo se puede decir del rol que cumplieron en el medio Patricio Rodríguez y Moisés Villarroel. En ataque, los aviadores generaron poco, pero tuvieron un par de ocasiones, en que les faltó serenidad y puntería. Ocurrió con arremetidas de Serginho y de Gilbert Álvarez

Always Ready esta vez no pudo moverse con soltura como lo suele hacer en otros partidos cada vez juega de local en Villa Ingenio. Le costó y por eso utilizó como armas los remates desde fuera del área, donde tuvo como muralla a un portero aviador atento y seguro.

En el segundo tiempo pasó lo mismo. Pablo Godoy optó en este periodo por cambiar todo el ataque. Sacó a Algarañaz y Uzeda para que ingresen Jair Catuy y Marcos Ovejero.

Había que fortalecer el ataque para buscar el gol de la victoria. A su vez, Sergio Migliaccio, que comparte la dirección técnica aviadora con Marco Sandy, optó por reforzar la zaga con el ingreso de Ronny Montero y Sebastián Reyes y lo propio en la zona del medio campo con Damían Lizzio y Alejandro Meleán. La idea fue mantenerse firme en la marca y utilizar los contragolpes como recurso ofensivo.

Con estos ingredientes se desarrolló la segunda parte de un partido parejo, con destacadas intervenciones de ambos arqueros y con poca efectividad de los atacantes.