El comandante Aguilera fue ascendido a general

Junto con el actual comandante en Santa Cruz, Orlando Ponce, y Álvaro Álvarez, tendrán el nuevo grado de general primero

Luis Marcelo Tedesqui Vargas



El Senado, en sesión reservada de ayer, aprobó la lista de los tres coroneles que ascenderán al grado de General Primero de la Policía Boliviana, en el marco de la nueva ley que está en vigencia.

La lista, propuesta por el Órgano Ejecutivo, está encabezada por el coronel Jhonny Aguilera, actual comandante general de la Policía, quien ejerce el cargo desde 2020 por designación del presidente Luis Arce. Antes, Aguilera fue director de la Felcc en La Paz y comandante en Santa Cruz, cuando Carlos Romero se desempeñaba como ministro de Gobierno.

El segundo ascendido es el coronel Orlando Ponce, actual comandante departamental de la Policía de Santa Cruz, mientras que el tercero es el coronel Álvaro Álvarez Griffith, quien es director Nacional de Salud y Bienestar Social de la Policía.

La presidenta de la Comisión de FFAA y Policía, senadora Eva Humérez (MAS), confirmó que ayer se procedió en sesión reservada a la ratificación de la lista de ascensos, que fue propuesta por el Órgano Ejecutivo.

Dijo que en comité se verificó los certificados y documentos que se habían remitido y que no se recibió denuncia en contra de ninguno de los jefes policiales, por lo cual se procedió a la sesión reservada para la ratificación.

Sin embargo, se conoció también que los ascensos fueron observados debido a que no cumplirían el principio de meritocracia, puesto que en la lista de puntajes entre los postulantes Aguilera es el segundo, Ponce ocupa el séptimo lugar y Álvarez es el número 13.

Con estos ascensos se pone en práctica la Ley de Carrera de Generales y de Ascensos de la Policía Boliviana (1387) que fue promulgada por el presidente Luis Arce. Dicha norma establece una carrera para que policías puedan acceder a cargos de general primero, mayor y superior.

El coronel Aguilera fue posesionado en noviembre de 2020 como comandante interino de la Policía y ya venció el tiempo de su interinato, que solo dura 90 días.

Fuentes policiales aseguraron que esta situación despertó una pugna interna, porque había sectores que pedían, incluso a través de minutas de comunicación, que sea relevado.

De hecho, está a punto de cumplir un año de gestión, y según fuentes policiales, por la afinidad con el jefe de la institución verde olivo, el Gobierno esperó que el jefe policial tenga una gestión entera de trabajo para promoverlo al grado de general. Legalmente, no habría otro camino que el relevo.

A la larga, cuando la nueva ley de ascensos de la Policía se cumpla plenamente, habrá 20 generales de tres niveles.

Fuentes de las Fuerzas Armadas, que pidieron reserva, señalaron que este hecho preocupa, principalmente porque le resta la posibilidad de coordinación con esa cantidad de generales y mayor posibilidad de roces.

El excomandante del Ejército, Marcelo Antezana, dijo que al tener la Policía un general en cada distrito, debían coordinar con coroneles de las divisiones militares, lo que coloca a las FFAA en desventaja.

“La población debe tener plena confianza en su Policía, porque es tecnificada, entendiendo que no solamente la inseguridad sino el delito son sus principales rivales”, manifestó Aguilera en su posesión.

Fuente: eldeber.com.bo