En Caranavi, juez demandado por violencia golpea a los oficiales que iban a notificarlo

 

Marco Germán López Huanca tiene antecedentes de violencia, echó de su casa a su esposa y cinco hijos. En 2019 rompió el auto de una persona con la que tenía una deuda.

 



 

 

Fuente: Página Siete Digital / La Paz

En el municipio yungueño de Caranavi, un juez que fue demandado por violencia golpeó a los oficiales de diligencia que debían entregarle la notificación a una audiencia cautelar.

Se trata del juez conciliador de esa localidad Marco Germán López Huanca, quien había sido demandado por un hecho de violencia familiar.

Por segunda vez en lo que va del año, López fue denunciado por su esposa, por el delito de violencia física y familiar, informó la Alianza Libres Sin Violencia, que hace el seguimiento del caso.

En su intento por eludir la citación de la justicia, el momento en que era notificado para la audiencia cautelar, el juez agredió a dos oficiales de diligencia, por lo que se activó un recurso de acción directa en su contra y se procedió a su aprehensión.

 

La esposa del funcionario de justicia teme por su seguridad y la de sus cinco hijos que fueron echados de su vivienda por el agresor y en la actualidad se hallan bajo protección del Servicio Legal Integral de la Mujer (SLIM) en la Casa Refugio de Caranavi, razón por la cual la Alianza Libres Sin Violencia decidió seguir el caso.

López tiene, además, otros antecedentes de violencia, al punto de que ningún abogado de Caranavi quiso representar a su esposa en la causa interpuesta en su contra por los delitos de violencia física y familiar.

En febrero de 2019, fue captado en un video el momento en que rompía de un ladrillazo el parabrisas trasero de un automóvil, como represalia contra un ciudadano con el que tenía una deuda.

El video circuló en las redes sociales y denunciado ante el Consejo de la Magistratura que, sin embargo, no tomó acción en su contra.