Es posible contar las personas que hay en una sala usando señales WiFi

Hace dos años comentamos que era posible ver detrás de las paredes usando las señales WiFi, ahora vamos más allá con una nueva técnica que permite contar el número de personas que hay en una sala, siempre y cuando se muevan de vez en cuando.

Gracias a las señales WiFi que rebotan en los objetos, es posible calcular cuántas personas hay, y solo es necesario que alguno mueva el brazo, o cambie de posición el tronco, o se cruce de piernas, para que el sistema lo tenga en cuenta a la hora de contar humanos.



La técnica la han desarrollado en California, en un proyecto liderado por la profesora Yasamin Mostofi, capaz de ver personas a través de las paredes y contarlas usando solo un transmisor y un receptor inalámbricos.

La idea podría usarse para controlar el aforo permitido en un local, así como para gestionar la cantidad de luz o modificar la temperatura de un local dependiendo de cuántas personas hay dentro.

Los dispositivos usados son normales, de los que se encuentran en tiendas. Se ponen cerca de la zona a controlar, y se deja que el transmisor envíe una señal inalámbrica mientras el receptor captura la potencia recibida al rebotar. Una vez hecho, se realizan cálculos matemáticos que determinan la cantidad de personas.

Aunque ya había estudios previos que mostraban que era posible contar personas en una sala, siempre estaban limitados, ya que obligaba a las personas a estar caminando durante el proceso. En este nuevo sistema basta con movimientos sutiles para que funcione correctamente.

El proyecto se describe en el congreso ACM International Conference on Mobile Systems, Applications, and Services (MobiSys), y podéis consultarlo en este enlace.

Fuente: Link