Experta: «El sexismo y la misoginia se han agudizado con el surgimiento de fuerzas populistas y autoritarias»

Un documento de la ONU también se refiere a las mujeres periodistas, políticas, defensoras de los derechos humanos y activistas feministas que son víctimas de ataques en línea para intimidarlas, silenciarlas y expulsarlas de las plataformas de las redes sociales y de la vida pública.

violencia-laboral-300x200-1
Alertan de mayor misoginia en el mundo. Foto. RRSS

Fuente: ANF

A diario se conocen de más hechos de vulneraciones y violencia contra las mujeres en gran parte del mundo. Es así que un informe internacional enfatizó que los Estados no respetan ni protegen el derecho de las mujeres a la libre opinión y expresión, además que las voces femeninas son reprimidas o castigadas por leyes, políticas y prácticas discriminatorias.



“El sexismo y la misoginia, que son factores dominantes en la censura de género, se han agudizado con el surgimiento de fuerzas populistas, autoritarias y fundamentalistas en todo el mundo”, alertó la relatora especial sobre la promoción y protección de la libertad de opinión y de expresión de la ONU, Irene Khan.

En este documento difundido hoy por Khan, también se denuncia que la violencia de género, el discurso del odio y la desinformación se están utilizando ampliamente tanto en línea como en la vida cotidiana para suprimir las opiniones de las mujeres.

También se establecen alertas sobre los ataques a las defensoras de las garantías fundamentales de las mujeres. “Los Estados no respetan, protegen ni cumplen con el derecho igualitario de las mujeres a la liberta de opinión y expresión”, detalla la agencia de la ONU.

Khan, en rueda de prensa, lamentó que la censura de género está tan generalizada “que la igualdad de género en la libertad de expresión sigue siendo un objetivo lejano”.

De igual forma, la experta dijo que con el pretexto de proteger la moral pública, los grupos fundamentalistas vigilan y los gobiernos de algunos países censuran y penalizan el comportamiento social en línea de las mujeres jóvenes y las personas que no se ajustan al género, sobre todo si pertenecen a grupos marginados.

Además, un mal manejo en esta la era digital agrava este escenario y “la oleada de violencia, discurso de odio y desinformación en línea suelen llevar a las mujeres a autocensurarse, limitar lo que publican o abandonar las plataformas”, apunta el informe.

Este reciente documento además se refiere a las mujeres periodistas, políticas, defensoras de los derechos humanos y activistas feministas que son víctimas de ataques en línea coordinados para “intimidarlas, silenciarlas y expulsarlas de las plataformas de las redes sociales y de la vida pública, socavando los derechos humanos, la diversidad de los medios de comunicación y democracia inclusiva”.

Desde la ONU se detalla que estas mujeres sufren actos y amenazas de violencia física y psicológica, “incluidas amenazas de muerte y violación, por expresarse o simplemente por ser mujeres que desempeñan un papel de liderazgo”.