‘Meta’, la mutación de Facebook que preocupa a los defensores de derechos digitales

Facebook intenta distraer la atención en media de su peor crisis de confianza. La empresa de Mark Zuckerberg anunció el jueves que cambiará su nombre a «Meta» para convertir este Facebook del futuro en una plataforma totalmente virtual. Por ello ha invertido miles de millones de dólares.

La popular red social seguirá llamándose Facebook. Será la empresa que cambie de nombre para convertirse en “Meta”, en referencia al “metauniverso”, mejor conocido como “metaverso”. Una tecnología aún inexistente basada en el uso de la realidad virtual para proveer una plataforma totalmente inmersiva, a la cual se accederá a través de un avatar.



Con este doble de ti mismo, podrás probarte virtualmente unos pantalones en una tienda, asistir a un concierto, a una noche de cine con amigos, a una reunión de negocios o incluso visitar la antigua Roma. Todo ello mientras te sientas en casa con lentes de realidad virtual.

«Nuestra misión sigue siendo la misma. Seguimos intentando unir a la gente. Este es nuestro nuevo capítulo», dijo este jueves 28 de octubre Mark Zuckerberg en un video digitalizado. Este Facebook del futuro la prensa estadounidense ya lo compara con una pesadilla distópica como en la película Matrix. Este «metaverso» será algo habitual dentro de 10 años, explica Zuckerberg y promete que se respetará la privacidad de sus usuarios.

Amenaza para la democracia

Alexandria Ocasio-Cortez, miembro de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, ironizó el nuevo nombre de Facebook. «Meta como en ‘cáncer que hace metástasis en nuestra democracia convirtiéndose en una máquina de vigilancia y propaganda'», tuiteó la diputada demócrata.

 

Este anunció ocurro en un momento crítico para Facebook ya que está envuelto en una de sus peores crisis de reputación, tras las revelaciones de su ex empleada Frances Haugan que acusó la empresa de poner la democracia en peligro para proteger sus beneficios.

El miércoles, Haugan tuvo una audiencia en el Parlamento británico en la que advirtió que «con Facebook, lo peor está por venir».

Este caso afecta a todo el mundo. Los Estados están tomando conciencia del poder económico y político de las redes sociales, dice Thierry Pénard, profesor de la Universidad de Rennes 1, especializado en la economía de Internet. «Lo que revela Frances Haugen es que estas plataformas digitales no tienen intenciones benéficas y que es importante regularlas. Hay un lobby intenso por parte de los gigantes tecnológicos. De todos modos, habrá más revelaciones de esta índole en el futuro”, detalla.

Con nuestro el corresponsal de RFI en Miami, David Thomson, y Agnieszka Kumor,

Fuente: Radio Francia Internacional