Morales dice que Almagro admitió culpa por «golpe» y le recuerdan que huyó del país por fraude en 2019

Barral consideró que ese encuentro sólo fue una reunión de amigos en el que estaban presentes los aliados del Gobierno de Luis Arce, con el único fin de «lavar la cara» del líder cocalero, por la manipulación de las elecciones.

f608x342-263971_293694_31

Fuente: ANF



El expresidente Evo Morales aseguró que el secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, admitió su culpa por el «golpe de Estado» al no participar de un foro que organizó el embajador de Bolivia en la OEA, Héctor Arce. Mientras que los opositores le recordaron que huyó del país en noviembre de 2019, cuando se descubrieron las irregularidades en las elecciones de octubre de ese año.

“En su propia casa, los representantes de la #OEA que debían responder por la falsa denuncia de ‘fraude’ se esconden y niegan dar la cara ante 20 embajadores que buscan la verdad del golpe. Al tratar de escapar, Almagro y sus cómplices admiten su culpa”, escribió el exmandatario en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, las respuestas no se dejaron esperar, el exdiputado de oposición Amilcar Barral le recordó al exmandatario que huyó del país como una «rata» el 10 de noviembre de 2019, aceptando que cometió fraude electoral para ganar las elecciones presidenciales de octubre de 2019.

«Creo que hay que recordarle a Evo Morales que él se ha escapado como rata y un cobarde del país, aceptando que hizo fraude en las elecciones de octubre de 2019. Solo están acatando un libreto para decir que hubo un supuesto golpe de Estado», manifestó el exlegislador.

Por su parte, el expresidente y líder de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, se refirió a la respuesta de la OEA como un mensaje «fuerte y claro», y que la verdad sobre el fraude es «incontrastable».

«Fuerte y claro mensaje de la OEA al gobierno de Arce: la verdad sobre las graves irregularidades que generaron el fraude de 2019 es incontrastable y no se va a revisar por el capricho y la desesperación del dictador prófugo ni las ocurrencias de funcionarios obsecuentes», publicó Mesa en sus redes sociales.

Estas declaraciones surgen después de que el embajador de Bolivia ante la OEA, Héctor Arce, y las misiones permanentes de Argentina y México organizaran el viernes, en la sede de la OEA, el encuentro “¿Qué pasó al final en las elecciones de Bolivia de 2019? Expertos comparten sus hallazgos”. Arce invitó a Francisco Guerrero Aguirre, responsable de Fortalecimiento de la Democracia de ese organismo, para que participe del evento; Guerrero Aguirre envió una carta al embajador boliviano indicando que no asistirían a ese evento por razones de solvencia, seguridad y dignidad institucional. Además el diplomático ratificó los hallazgos de la auditoría de 2019 y reiteró que ese es un “tema cerrado”.

Al respecto, Barral consideró que ese encuentro sólo fue una reunión de amigos en la que estaban presentes los aliados del Gobierno de Luis Arce, con el único fin de «lavar la cara» del líder cocalero. Cuestionó que no se haya dejado ingresar al evento al excalciller Ronald MacLean.

Ese evento contó con la participación de representantes de un exfuncionario del gobierno de Venezuela (2000-2004), un integrante del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y un experto electoral del Centro de Investigaciones Económicas y Políticas (CEPR) de Washington, además dei Procurador General del Estado, Wilfredo Chávez.

Morales renunció a la presidencia del país el 10 de noviembre de 2019, después de que la Misión de Observadores Electorales de la OEA hiciese público un informe preliminar sobre la auditoria a los resultados de las elecciones del 20 de octubre, en la que se identificó una manipulación dolosa en favor del MAS, entre otros varios elementos. El 12 de noviembre salió con destino a México, donde permaneció un mes en calidad de refugiado político, después se asiló en Argentina donde se quedó hasta noviembre de 2020.