Murió en una celda policial: ¿Cómo María Fernanda presuntamente se quitó la vida con un cordel de su blusa?

El informe de autopsia establece que la joven murió por asfixia mecánica y ahorcamiento, la familia observa el informe porque no revela otros elementos como moretones, rasgaduras y un extraño sangrado.

 

2189bdf4-c92e-4e84-91c2-e4ec17a668aa
En la fotografía se puede ver el cordel delgado con el que presuntamente se quitó la vida. Foto: Cortesía familia

 



Fuente: ANF

María Fernanda P. murió el pasado 6 de octubre en las celdas de la Estación policial de la zona de Chasquipampa, las circunstancias aún no han sido esclarecidas. Su familia vive un mundo de interrogantes: ¿Cómo pudo quitarse la vida con un delgado cordel de su blusa? ¿Un cintillo corto podía soportar los 65 kilos de peso? ¿La altura desde donde presuntamente colgó el cordel era suficiente para que termine con su vida?

Su madre, Nely, se hace una y otra vez las mismas preguntas, intentando entender qué es lo que pasó esa noche y madrugada que su hija fue arrestada, junto a otros tres de sus amigos, por efectivos policiales que los condujeron a las celdas del módulo policial al promediar las 22.30 y a las 00:20 del 6 de octubre fue encontrada muerta.

“Mi hija entró viva y salió muerta”, rompe en llanto. El agobio hace que se olvide de las cosas y le pide a su hijo a cada rato que le recuerde. Desesperada intenta demostrar que en el caso existen inconsistencias y muchas dudas. Ella no cree en la versión de la Policía, no es suficiente que le digan que se quitó la vida, sostiene en declaraciones a la ANF.

Muestra la fotografía de María Fernanda con la blusa que tenía puesta el día trágico, en la imagen se ve el cintillo que habría usado para afectar su vida, es delgado y evidentemente no es muy largo; también tiene una fotografía de las celdas, la altura desde donde habría colgado el cintillo es más o menos de 1,50 metros.

La joven pesaba 65 kilos y medía 1,60 metros, según el informe del médico forense. ¿Acaso esa pitita delgada va a soportar ese peso? Tampoco es muy alto el soporte de la reja donde colgó la pita, insiste la progenitora.

“Hemos ido a la EPI para que nos den explicaciones, nos han mostrado las celdas. No hay nada para ahorcarse. Había sacado esta pitita lo había amarrado y ahí se había (hecho)”, se lamenta su hermana Laura, que tampoco cree en la versión policial.

El día del lavatorio de su cuerpo, la madre identificó algunos moretones y rasguños, al igual que un extraño sangrado en sus partes íntimas; aunque estos elementos no surgieron en el protocolo de la autopsia del Instituto de Investigaciones Forenses.

La explicación del médico forense es que eran los restos de su menstruación, pero Nely cree que no es coherente porque no se encontró -por ejemplo. unos paños higiénicos que demuestren este extremo.

Hace referencia a otros datos, “mire esa herida cerca de su boca de su labio, y aquí tiene heridas. Y en las dos caras tiene dos surcos grandes es como si le hubieran jalado fuerte”, explica mostrando las fotografías que ella sacó. El informe de autopsia se remite a señalar que falleció por “asfixia mecánica, por ahorcamiento”.

“Los mismos abogados han sacado sus conclusiones: que no se puede hacer con esa pitita”, explica la madre de María Fernanda, precisa que aún faltan otros estudios de laboratorio. Asegura que no descansará hasta saber la verdad de lo que le sucedió a su hija.

La familia ni siquiera fue comunicada por la Policía de la muerte de la joven, se enteraron a las 13:00 horas del miércoles 6 de octubre a través de su pareja que está en el penal de San Pedro quien fue detenido por agresiones hace meses.

Laura cuenta que ese día la pareja de María Fernanda se comunicó para decirles que en la televisión informaron que la joven había muerto. Al principio no creyeron, pero como no volvió a su casa desde el día anterior, decidieron ir a la morgue donde les confirmaron la trágica noticia.

Nely cuestiona que la Policía no haya tomado todos los datos de la joven cuando fue arrestada, dice que ni siquiera pudo verla a su hija antes de que la ingresen a la morgue. “No le he podido ver (…). Es muy doloroso para mí”.

Cuenta que cada minuto desde que ha muerto su hija es un tormento, que las fuerzas le abandonan y que solo sus hijos y ahora sus dos nietos huérfanos le dan la fuerza para continuar buscando justicia.

“Si no tuviera mis otros hijos ya no tendría fuerza para seguir viviendo, porque es muy doloroso. Por mis nietitos tengo que tener fuerzas”, declaró Nely.

Pensaba celebrar los cumpleaños de sus dos niños

María Fernanda pretendía hacer del mes de octubre un mes de festejos, por sus 23 años que hubiera cumplido hoy, sus dos hijos de 3 y 5 años también cumplían años el 25 y 31 de octubre.

Su hermana Laura cuenta a la ANF que estaba pensando festejarse, y también pretendía hacer el cumpleaños de sus dos pequeños hijos que ahora son huérfanos.

“Mi hermana no se iba a suicidar, tenía dos hijitos y estaba bien, los quería harto. Tenía planes de hacer el cumpleaños de sus hijitos este fin de mes, de uno es el 25 y del otro es el 31 de octubre. Pensó hacer una fiestita. Incluso ella este 13 de octubre iba a cumplir 23 años, pensaba hacerse una fiesta. Pero nada es posible porque ya no está con nosotros”, se lamenta.

El hijo mayor es totalmente huérfano porque su padre también falleció, por lo tanto, el pequeño se quedará con la familia materna; sin embargo, el menor tiene a su padre y no saben si reclamará su custodia, Laura cuenta que es agresivo y que en varias oportunidades había golpeado a su hermana.

La madre de María Fernanda solo tiene algo en mente, esclarecer la muerte de su hija, exige que se llegue a la verdad y no descansará hasta conseguir el esclarecimiento de ese oscuro pasaje por el que está atravesando su familia.

Seis policías están siendo investigados por este caso. También prestaron sus declaraciones, al igual que los jóvenes que fueron arrestados con la joven.

Este jueves se llevará adelante una marcha para exigir que se agilice la investigación, después que el Fiscal había comprometido trabajar de forma expedita en el caso; de la misma manera dijeron que la Policía había comprometido apoyo para los niños huérfanos, pero estos no volvieron a aparecerse.

//NVG/

La celda donde ocurrió el hecho, el segundo soporte de fierro es desde donde habría colgado el cordel. Foto: Cortesía familia