Comité Defensor de la vida Amazónica rechaza el proyecto Chepete-Bala por ser ecocida

Asevera que el proyecto se pretende ejecutar sin el consentimiento de la población y sin respetar la consulta libre e informada.

image_2021-11-22_131921
El Bala. Foto: ANF

Fuente: ANF

Mediante un pronunciamiento público, el Comité Defensor de la vida Amazónica en la Cuenca del Río Madera rechazó este lunes la implementación del proyecto hidroeléctrico Chepete-Bala por ser una amenaza ecocida, es decir, de destrucción de la naturaleza.



Denunció que el Gobierno de Luis Arce pretende ejecutar el proyecto a través de la Empresa Nacional de Electricidad SA (Ende), quien habría adjudicado un contrato a la empresa SGT Ltda. para ejecutar actividades de georeferenciación.

“El Comité Defensor de la vida Amazónica en la Cuenca Del Rio Madera (OCMA, FEJUVE Central Campesina, Asociación de Pescadores de Cachuela Esperanza, Organización de Mujeres) (…) manifiesta su rechazo a la implementación de dicho proyecto, promovido por intereses mercantilistas, que bajo pretextos de un falso desarrollo y reactivación económica pretende concretarlo, sin el consentimiento constitucional de la población afectada que de manera reiterada y con acciones de protestas ha negado contundentemente su ejecución, por no haberse cumplido el procedimiento de la consulta previa libre informada y de buena fe, mandada por ley”, sostiene el pronunciamiento.

Argumenta que por la inviabilidad del proyecto por factores económicos, sociales, medioambientales y de derechos humanos, las organizaciones se manifiestan y ratifican su alianza en defensa de los territorios y áreas protegidas que están siendo defendidos por la Mancomunidad de Comunidades indígenas de los Ríos Beni, Tuhichi y Quiquibey (RBTQ).

En agosto, la RBTQ denunció que el Estado estaba modificando los procedimientos de la consulta previa libre e informada, tomando en cuenta solo a grupos afines al Gobierno para la firma del convenio de “puesta en marcha” de los proyectos hidroeléctricos, pero que los habitantes afectados no fueron consultados.

El proyecto hidroeléctrico no es de ahora, data de 2016, cuando se realizaban operaciones en la zona, el 27 de julio de ese año, Ende y la firma italiana Geodata suscribieron el contrato para el diseño del estudio técnico y de preinversión del proyecto hidroeléctrico El Bala. La compañía llevó adelante el estudio a diseño final que debía ser entregado a fines del 2017.

El Comité Defensor de la vida Amazónica exigió al Gobierno anular los contratos para la construcción de la hidroeléctrica y destinar esos recursos a proyectos de energía alternativa, limpia y renovable y no gastar en propósitos que son antiguos.