El plantel de Bolívar tiene ahora un nuevo objetivo, cuidar la única plaza de Copa Libertadores que resta y no caer más allá de la cuarta posición, lo que significaría que tenga que jugar la Copa Sudamericana.



El conjunto paceño este domingo dejó ir su chance de aún pelear el título, pese a que la matemática igual le era bastante compleja porque dependía de sus rivales.

Ahora con 49 unidades se mantiene en la cuarta posición de la tabla, la que le mantienen en zona de clasificación de Libertadores, pero si aún cede una posición más, tendría que resignarse a jugar la Sudamericana.

En la semana, si bien los jugadores y el propio entrenador Carlos Zago sostuvieron que pelearían el título, también mencionaron de que igual lucharán por estar en zona de clasificación del certamen más importante  de clubes de Conmebol.

La Academia aún podría aspirar a lograr la segunda posición, que significa acceso directo a la fase de grupos, pero igual dependería de otros resultados porque el puntaje no le ayuda.

A la conclusión del partido y debido a reclamos del entrenador brasileño Zago, éste fue expulsado.

“Sí, el haber tenido a tantos (jugadores en la selección) nos complicó porque nos faltaron jugadores”, respondió el DT ante la consulta en la conferencia de prensa, de si haber tenido casi un equipo en la selección les complicó el panorama.

Fuente: https://www.la-razon.com