Gobernador llama a los alcaldes a unirse contra desastres

El gobernador de Cochabamba, Humberto Sánchez, junto al viceministro de Defensa Civil, representantes de 12 municipios del departamento y bomberos socializó ayer la ley nacional 602 y la ley departamental 1010 de Gestión de Riesgos. Además, solicitó a los alcaldes coordinar planes de prevención de desastres naturales tras las riadas y granizadas que afectaron a la zona andina en las últimas semanas.

La UGR habló sobre los riesgos en tiempos de lluvia en las diferentes regiones y el rol que deben jugar los gobiernos municipales ante cualquier desastre natural, dijo Sánchez.



“Pocos alcaldes (participaron). Quiero de verdad llamar a la reflexión y, por favor, técnicos presentes transmitan esta preocupación, no los hemos invitado para otra cosa”, señaló la primera autoridad, al mencionar la falta de interés en trabajos de prevención.

En la reunión participaron representantes de 10 municipios y los alcaldes de Tiquipaya y Quillacollo. Se tienen previstas otras convocatorias para reforzar los planes de atención de desastres naturales, añadió.

Por su parte, el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, manifestó que es necesaria la actualización de la Ley 602, ya que “hay una traba que no permite que el nivel central ni el nivel departamental, en algunos casos, puedan intervenir de manera más rápida ante la atención de cualquier desastre”.

Riada afectó familias

La riada reportada tras la crecida del río Arque en la zona andina de Cochabamba afectó el viernes los cultivos de papa y verduras de los municipios de Arque, Tacopaya y Sicaya, es decir, el 60 por ciento de las familias en la zona fueron damnificadas, informó Zacarías Colque, concejal de Tacopaya.

Maricela Rodríguez, secretaria de Madre Tierra de la Gobernación, informó que se desplazó un equipo para cuantificar los daños.

Fuente: lostiempos.com