La tensión entre Reino Unido y Francia crece por la crisis migratoria

Primera modificación:

Tras pedir el jueves una mayor implicación europea en esta crisis migratoria, Francia iba aún más allá anulando este viernes la invitación a la participación del Reino Unido en una reunión mañana domingo con otros ministros europeos del Interior para abordar la situación



La indignación del Elíseo con Boris Johnson es más que palpable, después de que el primer ministro británico publicara en twitter el contenido de una carta dirigida a Macron sugiriendo que París se responsabilice de los migrantes que llegan a Inglaterra mediante dicho texto que propone “un acuerdo bilateral de readmisión de todos los migrantes ilegales que crucen el canal” y señalando que la UE ya cuenta con pactos similares con Rusia y Bielorrusia.  De viaje en Roma, el mandatario francés ha criticado este viernes los métodos “poco serios” de su par británico, menos de 48 horas después de que se produjera en aguas del canal de la Mancha la peor tragedia desde 2018 con la muerte de 27 migrantes a bordo de una embarcación. “No nos comunicaremos entre líderes sobre estos temas mediante tuits o cartas que hacemos públicas” ha zanjado Macron en Roma.

Tras pedir el jueves una mayor implicación europea en esta crisis migratoria, Francia iba aún más allá anulando este viernes la invitación a la participación del Reino Unido en una reunión mañana domingo con otros ministros europeos del Interior para abordar la situación. París ha justificado su decisión al considerar “pobre en contenido y totalmente inapropiada en la forma” la carta de Johnson a Macron. El objetivo del encuentro, que al cierre de esta edición se mantiene con responsables de migración de Francia, Bélgica, Países Bajos, Alemania y la Comisión Europea, es reforzar la cooperación judicial, policial y humanitaria y “luchar mejor” contra las mafias.

Macron, que sabe que las políticas migratorias pueden convertirse en un tema estrella de la campaña presidencial de abril del año que viene, llamó el pasado jueves a Johnson a no instrumentalizar las muertes con fines políticos. Con el aumento de los controles en los puertos tras el Brexit y en el acceso al túnel bajo el canal, el fenómeno de migrantes lanzándose a intentar alcanzar las costas británicas se ha disparado desde 2018. Hasta el 20 de noviembre, 31.500 personas habían emprendido la travesía del canal en un ritmo que no ha descendido con las bajas temperaturas que ya se registran en el norte de Francia.  Las autoridades francesas se encuentran además en estos momentos con la presión de grupos y asociaciones de ayuda a los migrantes por su política de destruir campamentos en esta zona para impedir los asentamientos.

Radio Francia Internacional