Lima desconoce informe del IDIF sobre muerte de joven; apunta a cívicos potosinos

 

El ministro de Justicia, Iván Lima, desconoció el informe emitido del IDIF con relación sobre la muerte de un joven en Potosí, que estableció que el deceso fue por broncoaspiración por un bolo de coca; afirmó que hay videos que muestran que hubo un ataque y persecución a la víctima, por lo que apuntó a dirigentes del Comité Cívico Potosinista (Comcipo).



El 9 de noviembre, cuando Potosí se alistaba para celebrar su efeméride departamental, en la Villa Imperial hubo enfrentamientos entre personas que cumplían un paro indefinido, para exigir la abrogación de la Ley 1386, y afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) que rechazaban esa movilización. En esas circunstancias se informó de la muerte de Basilio Titi (21).

El informe del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) estableció que la muerte del joven fue debido a una broncoaspiración a raíz de un bolo de coca. La directora del IDIF, Nayra Padilla, dijo que se pudo evidenciar cianosis (cambio de coloración en la piel y mucosas) los cuales son propios de los síndromes de asfixia. Acotó que se evidenciaron lesiones en el cráneo, pero que estas son superficiales y producto de una caída, así como las escoriaciones en el rostro.

Al respecto, el Ministro de Justicia dijo a medios estatales que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió al Gobierno del presidente Luis Arce que esclarezca este hecho.

“No es normal que ahora nos digan que un joven de 21 años murió por una broncoaspiración porque masticaba hojas de coca; ya se tienen las imágenes, las investigaciones, se tienen las cámaras en la investigación policial, él ha sufrido ataque y una persecución a él y a otros ciudadanos que estaban en acto propio de una efeméride cívica. Tenemos una posibilidad mayor de una persecución de caídas de objetos que se le lanza y de una muerte que no tiene como causa la broncoaspiración”, declaró Lima.

La autoridad gubernamental hizo mención al primer informe del IDIF, en el que se indicó que para esta muerte hubo una concausa, debido a que había recibido golpes. En ese sentido, indicó que en este momento se debe investigar qué ha ocasionado esa concausa.

El día de la muerte, el presidente de la Comcipo, Juan Carlos Manuel, señaló que en el examen que se practicó al cuerpo de la víctima se pudo establecer que no tenía lesiones y que la causa de la muerte era por broncoaspiración. Allí responsabilizó de este hecho al gobernador de Potosí, Jhonny Mamani, a quien le acusó de haber convocado a campesinos a la capital para rechazar el paro cívico.

En un video que circuló por redes sociales, se vio a una campesina que fue capturada, la misma que llevaba un aguayo cargado en la espalda, en cuyo interior había piedras de diferente tamaño. Ella indicó que había sido obligada a trasladarse desde su comunidad a la ciudad de Potosí, para rechazar el paro cívico.

“No se puede pensar que todas las personas que le estaban persiguiendo (al joven) sean las responsables, aquí hay un caso de autoría mediata y un caso de dolo eventual, es obligatorio que las autoridades, que los comités cívicos y las personas sepan que cuando dirigen la persecución contra un grupo de ciudadanos, puede ocurrir la muerte de uno y eso se llama en derecho penal dolo eventual. Se sanciona con penas muy drásticas porque nadie puede llamar a la confrontación entre bolivianos”, acotó Lima.

Fuente: lostiempos.com