Más del 60% de los hogares en Bolivia no han mostrado signos de recuperación, según el Banco Mundial

El dato corresponde a una encuesta del Banco Mundial y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) que analiza la situación de las familias en América Latina y El Caribe.

La economía boliviana no anda bien. Así lo refleja una encuesta del Banco Mundial y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) que analiza la situación de los ingresos de los hogares en América Latina y el Caribe. 

Según el sondeo, la región está saliendo de la crisis generada por la pandemia con una economía debilita, ingresos inferiores en casi la mitad de los hogares y el doble de inseguridad alimentaria.

La situación ha mejorado a medida que los países relajaron las medidas de confinamiento y avanzaron las campañas de vacunación, pero la tasa de empleo regional es 11 puntos porcentuales inferior a la prepandemia, con el 62% de la población en edad de trabajar actualmente empleada, señala.

El estudio sostiene que los ingresos parecen subir en Guatemala, Honduras y El Salvador, en comparación con mediados de 2020, pero en Bolivia, Paraguay, Ecuador y Colombia, más del 60% de los hogares “aún no han mostrado signos de recuperación”.

Y esto pese a los subsidios gubernamentales y las ayudas de emergencia “que benefician en conjunto al 46% de los hogares de la región”, añade el BM.

Mientras que Colombia, Brasil y Ecuador se han visto muy afectados. La tasa de empleo respecto a los niveles prepandemia solo ha subido en Guatemala, Nicaragua y El Salvador, pero a costa de un deterioro del mercado laboral, con más informalidad y menos horas trabajadas.

Casi una de cada cuatro personas empleadas antes de la pandemia afirma que ya no trabaja. El país con más pérdida de empleo es Haití, seguido de Colombia (35%).

La pérdida de empleo ha tenido repercusiones directas en las familias ya que cerca de la mitad de los hogares no ha recuperado el nivel de ingresos anterior a la pandemia.

Durante la pandemia, la inseguridad alimentaria casi se duplicó, especialmente en los países con mayor desigualdad y pobreza.

 Bolivia

En su reciente informe el presidente Luis Arce Catacora afirmó que el país avanza hacia la reconstrucción económica.

Por ejemplo, dijo que en el primer semestre el Producto Interior Bruto creció un 9,4 %, tras haber caído en cerca de 12,9 % en el mismo periodo del 2020. Pero esta cifra fue cuestionada por opositores y especialistas en economía.

Incluso Arce sostuvo que a partir de noviembre de 2020 se exportaron 866 millones dólares mes y se alcanzó un superávit de 1.576 millones de dólares, algo no visto desde 2014 y las importaciones aumentaron a 723 millones de dólares, gracias a la reactivación de la inversión pública.

Fuente: eldeber.com.bo