OACI inicia auditoría; experto alerta que develará anomalías en la aviación civil de Bolivia

El ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, afirmó que las instituciones del área trabajaron intensamente “para que nos certifiquemos y que la auditoría esté por encima del promedio de Latinoamérica, de modo que podamos garantizar todas las operaciones aéreas en Bolivia”.

 

  • El director de la DGAC, Celier Arispe, y el ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño. | APG

 



Fuente: Los Tiempos
Josué Hinojosa

La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) inició ayer una auditoría a los aeropuertos del país, misma que se extenderá hasta el 30 de noviembre. En opinión del especialista en aeronáutica Omar Durán, si el proceso de revisión se hace como corresponde, develará una serie de irregularidades en la aviación civil de Bolivia, por lo que es posible una baja calificación que implicará la restricción a realizar vuelos internacionales a países de primer mundo como Estados Unidos.

El ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, afirmó ayer que las instituciones que forman parte de la aviación civil de Bolivia trabajaron intensamente “para que nos certifiquemos y que la auditoría esté por encima del promedio de Latinoamérica, de modo que podamos garantizar todas las operaciones aéreas en Bolivia”.

La autoridad explicó que, para la ejecución de la auditoría, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) conformó siete equipos de trabajo. Se trata de Organización de la Aviación Civil, Legislación Aeronáutica, Licencias al Personal, Operaciones de Aeronaves, Aeronavegabilidad, Accidentes e incidentes y Servicios de Navegación Aérea.

Montaño también destacó la aprobación del Decreto 4620, que crea un Fondo Rotatorio de 5.836.327 bolivianos a favor de la DGAC para las obligaciones con organismos internacionales.

Mencionó que, el año 2019, Bolivia alcanzó el puntaje récord  con el 77,48 por ciento, uno de los mejores a nivel latinoamericano.

Sin embargo, Durán aseguró que hay muchas irregularidades que la auditoría puede develar, tales como la falta de coordinación entre entidades estatales como la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana) y la DGAC; las autorizaciones para el funcionamiento de escuelas de pilotaje que no cumplen con los requisitos, además de designaciones a altos cargos ejecutivos a funcionarios que no reúnen los perfiles requeridos.

El especialista indicó que uno de los problemas que detectará la auditoría es la situación de Aasana, cuyos trabajadores protestan porque se les debe sueldos y horas extra. Durán también señaló que el rechazo de los trabajadores a la directora ejecutiva de Aasana, Arminda Choque, será identificado por los especialistas internacionales, dado que —según los trabajadores— Choque no cuenta con el perfil requerido para dicho cargo.

Por otro lado, Durán dijo que el tema aeronáutico en Bolivia “se está manejando pésimamente” y que una prueba de ello es la situación crítica que atraviesan las aerolíneas nacionales. Por ello, alertó que la calificación de la OACI no será la esperada.

“Aparte de la calificación, que va a ser pésima, seguramente podemos bajar de categoría en aeropuertos y se podrían reducir muchos vuelos internacionales que llegan de países de primer mundo y solamente llegaríamos a Buenos Aires, San Pablo y Lima”, dijo.

Montaño cuestiona a trabajadores

El ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, señaló ayer que las versiones de la dirigencia de los trabajadores de Aasana son falsas y que sus intenciones sólo pretenden perjudicar a su propia institución.

“Hermano Néstor, cuando viniste al Ministerio y nos sentamos, no solamente cinco veces, sino muchas veces, no quisiste firmar los acuerdos a los que habíamos arribado; entonces qué puedes pedir, si el primero que se salió fue tu persona”, dijo Montaño, al cuestionar al dirigente Néstor Villarroel.

Para la autoridad, las movilizaciones de los trabajadores de Aasana obedecen a tintes políticos, toda vez que diputados de oposición están detrás de todos estos movimientos.