50.000 usuarios de Facebook e Instagram fueron invitados al programa de protección de Meta

Meta, la empresa matriz de Facebook, alertó a más de 50.000 usuarios de Facebook e Instagram que sus cuentas fueron espiadas por esquemas comerciales de «vigilancia a sueldo» en todo el mundo.

Las cuentas objetivo son principalmente de periodistas, disidentes, críticos de regímenes autoritarios, familias de oposición política y activistas de derechos humanos, las cuales fueron invitadas a formar parte de Facebook Protect.



Avanza el despliegue de Facebook Protect

Los usuarios invitados a este programa especial de protección para cuentas expuestas, fueron en algún momento atacados por siete entidades y ubicados en más de 100 países, según un reporte publicado recientemente en la página de comunicados de Meta. El espionaje fue descubierto en una investigación de meses, en la que Meta identificó grupos de vigilancia, con sede en China, Israel, India y Macedonia del Norte, para posteriormente retirarlos de la plataforma. Un primer reporte de este despliegue fue compartido a través de un informe de amenazas

«Estas compañías son parte de una industria en expansión que proporciona herramientas de software intrusivas y servicios de vigilancia indiscriminadamente a cualquier cliente, independientemente de a quién se dirijan o los abusos contra los derechos humanos que puedan permitir», comentaron conjuntamente el director de interrupción de amenazas de Meta, David Agranovich, y el jefe de investigaciones de ciberespionaje, Mike Dvilyanski. «Esta industria ‘democratiza’ estas amenazas, poniéndolas a disposición de grupos gubernamentales y no gubernamentales que de otra manera no tendrían estas capacidades», agregaron.

Justificando la extensión de esta medida, el comunicado de Meta señala que a pesar de la tradicional fijación que tienen estos programas en eventuales terroristas y criminales, gracias a un trabajo previo de investigación detectaron que el peligro existe principalmente en torno a periodistas, disidentes, críticos de regímenes autoritarios, familias de la oposición y activistas de derechos humanos. “De hecho, para plataformas como la nuestra, no existe una forma escalable de discernir el propósito o la legitimidad de dicha orientación. Es por eso que nos enfocamos en hacer cumplir este comportamiento, independientemente de quién esté detrás de él o quién sea el objetivo”, señala el mensaje de la matriz de Facebook.

La privacidad y seguridad en línea son temas serios que cada vez se instalan como objeto de discusiones y análisis. Meta hizo una buena lectura de esta situación y ahora se está encargando de ofrecer las garantías necesarias para acoger a usuarios de “alto perfil”, como fueron definidos en instancias anteriores.

Fuente: Link