Apdhb denuncia la detención de Pumari ante el Comité Contra la Tortura de la ONU

Amparo Carvajal, presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (Apdhb), en una carta firmada con Rómulo Calvo, presidente del Comité Pro Santa Cruz, realizó una denuncia pública internacional ante el Comité Contra la Tortura del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, donde condena los hechos ocurridos la noche del jueves en Potosí, donde la Policía detuvo a Marco Pumari, expresidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo) y excandidato a la vicepresidencia de la alianza Creemos.

«La historia del heroico pueblo potosino se ha visto manchada por el abuso, los maltratos y la clara y sistemática violación a los Derechos Fundamentales. Potosí no tiene nada que celebrar respecto al Día Internacional de los Derechos Humanos. Hoy, 10 de diciembre fecha en la que se conmemora la firma de la Declaración Internacional de los Derechos Humanos de 1948 terminada la segunda Guerra Mundial, en repudio al genocidio que se vivió en aquél entonces. En Bolivia, el valeroso pueblo potosino yace sometido por la dictadura en Bolivia», dice parte de la carta.

«Los actos que han violentado los derechos fundamentales que hoy se denuncian, se han consumado en horas de la noche cuando la Constitución, la Ley sustantiva penal y los Tratados Internacionales de los Derechos Humanos lo prohíben. Sicarios policiales y judiciales del régimen han violentado domicilios de particulares, como lo es la sede del Comcipo», menciona el documento.



Según Carvajal, 1.500 funcionarios policiales de distintos departamentos y alejadas regiones fueron a Potosí solo para ejecutar la persecución judicial que pretende llevar adelante la Policía por órdenes por su Máxima Autoridad Ejecutiva, ilegalmente constituida, que es el Ministro de Gobierno, quienes junto con el Ministerio Publico y el Órgano de Justicia operan como brazos opresores de los Derechos Humanos.

«Con una justicia secuestrada y respondiendo a las presiones y exigencias del Gobierno dictatorial se ha librado ilegales mandamientos de allanamiento y de aprehensión: en contra del ciudadano, ex Presidente cívico, Sr. Marco Pumari, que asumió la medida de presión del ‘paro movilizado’ al igual que en el resto de los 9 departamentos en Bolivia, en su calidad de ciudadano y dirigente cívico; en contra del secretario de conflictos y movilizaciones, Sr. Ramiro Subia; en contra del actual Presidente de Concipo, Sr. Juan Carlos Manuel Huallpa», prosigue la carta.

Carvajal señala que estos hechos de represión suceden cinco días después de que la Comisión Contra la Tortura del Alto Comisionado de los Derechos Humanos para las Naciones Unidas denunciara que en Bolivia se comenten torturas, aprisionamientos políticos, sistemáticas vejaciones.

«Considerando la magnitud de esta denuncia y mereciendo razón de urgencia impetramos que de inmediato se remita la presente al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Para que este ente deliberativo y pacificador del orden mundial asuma las acciones legales pertinentes, para no dejar en desprotección al pueblo boliviano, sentando constancia que nuestra defensa por los Derechos Fundamentales en todo momento y bajo toda circunstancia se hizo y hará de forma pacífica. Lo que no significa que nos quedaremos sosegados cuando han arremetido violentamente contra la tranquilidad de todo el pueblo y contra la dignidad de toda una Nación». concluye la carta.